Chemdog: la historia de un mito

De vez en cuando, muy de vez en cuando, surge en el mercado alguna nueva variedad que cambia por completo las reglas del juego, como por ejemplo sucedió en su momento con genéticas como Skunk, Haze o Northern Lights. La aparición de este tipo de variedades no solo representa un paso adelante en cuestiones de breeding, sino que además suelen causar un impacto tal entre los consumidores que rápidamente alcanzan el status de auténticos mitos, algo que hoy en día cuesta incluso menos que hace unas pocas décadas.

En efecto, por un lado estas genéticas suelen convertirse en pilares desde donde desarrollar decenas de nuevos híbridos, unos más equilibrados que otros, pero que siempre suelen presentar nuevos e interesantes rasgos en la descendencia. Por otro, y como cualquier consumidor de cannabis sabe, es normal que tras la aparición de una de estas "superplantas" se produzca una auténtica fiebre por probarla y cultivarla, elevándola así al Olimpo de los dioses cannábicos. Es el caso de la variedad que hoy nos ocupa, una leyenda en toda regla: Chemdog, también conocida como Chemdawg.

Chemdog es una auténtica reina de los jardines de interior
Chemdog es una auténtica reina de los jardines de interior (Foto: mulumulu en seedfinder)

Grateful Dead en directo y un trapicheo que cambió el mundo del cannabis

Para saber más sobre los orígenes de la marihuana Chemdog tenemos que hacer un viaje en el tiempo y remontarnos a 1991. Nos encontramos en el estado de Indiana, EEUU, famoso por sus interminables cultivos y - casi - interminable también carrera de las 500 Millas de Indianápolis. Sin embargo, la acción nos situa en Deer Creek, una comunidad que ha visto alterada su habitual calma debido a la visita durante su gira de una banda de rock llamada Grateful Dead, conocida entre otras cosas por reunir a apasionados de la marihuana entre el público de sus directos.

Es principio de Junio, hace calor, y nuestro protagonista Greg Krzanowski, también conocido como Chemdog, camina por el parking del Deer Creek Amphitheater (el auditorio donde se celebraba el concierto) con muchas ganas de fumarse un buen porro. De repente, se obra la magia y escucha a dos personajes pronunciar las palabras que más deseaba escuchar: "tenemos buenos cogollos aquí". Rápido como una centella, el amigo Greg entabla conversación con ambos fumetas, de nombre P Bud y Joe Brand (alias Wonkanobe), y consigue una onza (apenas 30 gramos) de una marihuana a la que sus nuevos amigos llaman Dogbud o Chemweed (fue Greg quien juntó ambos nombres en lo que resultó "Chem Dog").

Greg alucina con las flores, pues en su vida ha visto ni olido nada parecido, pagando gustoso los 500$ que le cuesta la bolsa de yerba. Se trata de yerba de interior cultivada en Colorado, aunque a día de hoy aún no se conocen los parentales exactos. El único detalle conocido es que la yerba provenía de unos amigos de P Bud y Joe B de la zona de Crested Butte, Colorado. Siendo un chico listo como es, Greg les pide su número a P Bud y Joe B para acordar un futuro envío de unas cuantas onzas más de Dogbud a la costa Este, a Massachussets, donde Greg reside. La historia del cannabis está a punto de dar un importante vuelco.

En los directos de Grateful Dead solían reunirse decenas de apasionados del cannabis
En los directos de Grateful Dead solían reunirse decenas de apasionados del cannabis

El nacimiento de Chemdog

En efecto, poco después el bueno de Greg recibía en su casa dos onzas más de la "rebautizada" Chem Dog. Una onza, completamente sinsemilla, pero la otra, para sorpresa de Greg, conteniendo un total de 13 semillas. Al comentarlo con Joe B, éste mostró su sorpresa, pues llevaba ya más de un año comprando esos cogollos y jamás había visto semilla alguna en ninguno de ellos. Cuál es el parental masculino de esas semillas permenace como un misterio, aunque se especula que podría ser una autopolinización de la propia Dogbud.

Sea como fuere, aquí tenemos a Greg con un par de onzas de la mejor yerba que ha probado y 13 semillas provenientes de dicha yerba...¿qué iba a hacer sino germinar algunas y ver el resultado? En efecto, en el mismo año 1991 Greg pone a germinar 4 de las 13 semillas esperando encontrar algo realmente especial. ¡Y vaya si lo hizo! De esta primera tanda de 4 semillas nacieron 3 hembras y un macho, que lamentablemente Greg descartó antes de haberlo usado para polinizar las hembras y conseguir así más semillas de la variedad. Una verdadera lástima, aunque Greg era entonces muy joven y no supo ver el enorme potencial que escondía ese macho.

Las 3 hembras fueron etiquetadas como Chemdog, Chemdog A y Chemdog B, aunque hoy en día se conocen, respectivamente, como Chemdog 91 (o Chem'91), Chem's Sister (o Chem Sis) y Chemdog B. De las tres, son las dos primeras las que aún hoy en día van pasando de las manos de unos pocos afortunados a las de otros, y son utilizadas por algunos breeders para crear nuevos híbridos con genética Chemdog. ¡Y es que no se vería ningún otro fenotipo de Chemdog hasta pasados 10 años!

Greg posa feliz en sus instalaciones de Canna Provisions
Greg posa feliz en sus instalaciones de Canna Provisions

2001, segunda germinación de semillas de Chemdog

En efecto, y tras 10 años desde la germinación de las 4 primeras semillas provenientes de esa bolsa de Chemdog, Greg y su novia se deciden a germinar alguna más. Así, las nuevas 3 plantas reciben las etiquetas "C", "D" y "E". La "E" nunca germinó, mientras que la "C" resultó ser una planta mediocre que no presentaba rasgos suficientemente interesantes como para cosnervarla. No obstante, la "D" sí representaba un excelente ejemplar de esta genética, por lo que se conservó (y se ha hecho hasta nuestros días) bajo el nombre de Chemdog D o Chem D.

5 años más tarde, en 2006, Joe Brand y Greg se reunen una vez más y nuestro protagonista cede 4 de las últimas 6 semillas a Joe B para que pueda cultivarlas y seleccionar algún nuevo clon. Joe etiqueta sus 4 joyas del 1 al 4 y tras el cultivo conserva la número 4, que según él es la más parecida a los cogollos Chemdog originales. Este nuevo esqueje, la Chemdog #4, recibe el nombre de Reunion Pheno. No sabemos exactamente qué sucedió con las últimas 2 semillas, así que es de suponer que Greg todavía las conserva.

Lamentablemente, en 2011 Greg fue arrestado y perdió prácticamente todo (casa, coche, etc) durante el proceso judicial. Sin embargo, varios amigos suyos (Ben del IC Collective, Skunk VA y otros) pudieron conservar toda su genética, así que al menos algo se salvó de tan indeseable situación. Por fortuna, hoy en día Greg es un ciudadano libre y está trabajando activamente en su marca registrada Chemdog, así que el trabajo de tantos años parece que al fin dará sus frutos. ¡Le deseamos toda la suerte!

Imagen de Skunk VA de su clon Chem'91 (Foto: pupilfam en seedfinder)
Imagen de Skunk VA de su clon Chem'91 (Foto: pupilfam en seedfinder)

Variedades creadas a partir de la genética Chemdog

Como hemos comentado y seguro que sabréis, Chemdog ha sido utilizada para la creación de algunas de las variedades de marihuana más famosas de los últimos años, como Sour Diesel y - probablemente a partir de la Chem'91 - OG Kush. Variedades que, a la postre, se han acabado convirtiendo a su vez en auténticos pilares del breeding cannábico, con decenas (si no centenares) de cruces creados a partir de cualquiera de las dos. ¿Os imagináis hoy en día no tener híbridos de genética OG Kush? Es solo una muestra del tremendo cambio que representó la irrupción de Chemdog en la escena cannábica, especialmente entre los criadores de nuevas variedades.

De esta forma, podemos encontrar cientos de híbridos creados o bien a partir de la genética Chemdog directamente (descendientes directos) o bien de plantas como las mencionadas Sour Diesel o OG Kush, que tienen genes Chemdog en su composición. ¡Ya véis lo que han acabado significando 13 semillas encontradas en una bolsa de cogollos!

Características de Chemdog

Chemdog es una variedad de origen desconocido proveniente - supuestamente - de algún lugar de la frontera entre California y Oregón. Se trata de una genética principalmente Indica aunque crece con buen vigor, desarrollando pesados cogollos en las puntas terminales de las ramas. Sin duda alguna, lo que más sigue llamando la atención hoy en día es su sabor y aroma, muy intenso y complejo, que presenta notas químicas, acres, terrosas y agrias.

Suele cultivarse en todo tipo de ambientes, aunque sin duda es en cultivos de interior donde esta genética se ha labrado su nombre y fama. El potente efecto es también una de sus principales características, relajante y muy duradero. ¡No en vano la llamaban Dogbud porque tras fumarla "te revuelcas como un perro"!

Chemdog, Chemdawg...¿cuál es el nombre correcto?

Ya hemos hablado un poco sobre la evolución del nombre de esta genética; originariamente, recibía el nombre Dogbud por su potente efecto. Posteriormente, y al empezar a fumarla y apreciar las marcadas notas químicas en su sabor, Joe B empezó a llamarla Chemweed. Pasado un tiempo, Greg (alias Chemdog) unió los dos nombres, Dogbud y Chemweed, y la llamó Chem Dog. Con el tiempo, casi ha acabado más común verlo escrito todo junto, Chemdog.

Ahora entra en escena otro personaje con cierto importancia en esta historia, pues lleva años trabajando las líneas Chemdog. No es otro que JJ NYC de Top Dawg Seeds, quien decidió escribir de manera distinta el nombre de la planta tanto para honrar a la genética original como para diferenciar sus trabajos a partir de ella de las Chemdog seleccionadas por Greg y Joe B. Así, cuando vemos Chemdawg, se refiere a trabajos hechos por JJ a partir de la Chemdog original, o al menos así debería ser.

Stardawg de Top Dawg Seeds es un cruce entre Chem 4 (Reunion Pheno) y Tres Dawg
Stardawg de Top Dawg Seeds es un cruce entre Chem 4 (Reunion Pheno) y Tres Dawg (Foto: NthMan en seedfinder)

Como podéis ver, la irrupción de Chemdog en la escena cannábica estadounidense significó una verdadera revolución, que a la postre se ha acabado trasladando a nivel mundial. Para darnos cuenta de la importancia de esta variedad, sólo tenemos que imaginarnos cómo sería el mercado de semillas de hoy en día sin ella...sin duda alguna, ¡muy distinto!

Buenos humos!


Los artículos publicados por Alchimiaweb, S.L. están reservados a clientes adultos. Recordamos a nuestros clientes que las semillas de cannabis no figuran en el catálogo de la Comunidad Europea. Son productos destinados a la conservación genética y al coleccionismo, en ningún caso al cultivo. Está estrictamente prohibido germinarlas en algunos países, a excepción de las autorizadas por la Unión Europea. Recomendamos a nuestros clientes no violar la ley de manera alguna y no nos hacemos responsables de su uso.

Comentarios en “Chemdog: la historia de un mito” (0)

Dudas de envíos y pagos

Las dudas relativas a los envíos y pagos las podéis consultar en los apartados de gastos de envío y Sistemas de pago

Quieres dar tu opinión sobre "Chemdog: la historia de un mito" o preguntar sobre ese post?

Ojo, se publica!

Asegúrate de que es un email válido. No se publica

Sobre este Blog cannábico

El presente blog es el blog oficial del Grow Shop Alchimia. Este blog está dirigido exclusivamente a mayores de 18 años.

Para comprar material para el autocultivo de cannabis puedes consultar nuestra catálogo de semillas de marihuana, grow shop y parafernalia


Suscríbete al blog

¿Quieres recibir todas las novedades, noticias y curiosidades sobre el mundo del cultivo?

keyboard_arrow_up