Cannabis y virus

Los virus y la marihuana

Virus del mosaico del tabaco VMT

Virus del mosaico del tabaco VMT (Fuente: Wikipedia)

El origen de los virus permanece incierto a día de hoy, no en vano podemos encontrar tres teorías distintas explicando su origen y evolución:

  • Hipótesis regresiva: los virus eran pequeñas células parásitas de células mayores que con el tiempo perdieron parte de su material genético
  • Hipótesis de origen celular: los virus se habrían formado a partir de pedazos de ADN o ARN desprendidos de organismos mayores
  • Hipótesis de la coevolución: los virus provendrían de moléculas proteicas y ácido nucleico

Básicamente, los fitovirus (virus que atacan a organismos vegetales) son parásitos intracelulares que no pueden replicarse sin un organismo huésped. Cabe destacar que el conocimiento que se tiene de los fitovirus es sensiblemente menor que el que se tiene sobre sus homólogos que atacan a animales. Aun así, se conocen varios virus que atacan a las plantas de cannabis y que son capaces de devastar una plantación rápidamente. Uno de ellos es el virus del mosaico del tabaco o VMT (TMV en inglés, tobacco mosaic virus), el primer virus en ser descubierto; la enfermedad fue identificada por Adolf Mayer en 1886 en plantas de tabaco, para las que es un verdadero azote. En 1898 Martinus Beijerinck replicó los experimentos de Dimitri Ivanovsky (1892) y acuño el término “virus” para indicar que el causante del VMT no era una bacteria.

La mayoría de fitovirus conocidos son específicos para determinadas especies vegetales, lo que significa que necesitan de un tipo de células huésped muy concretas para poder replicarse, quedando así limitados a pocas especies en cada caso. De todas formas, existen diversos virus capaces de atacar a un amplio abanico de especies, que además son los más agresivos.

Cómo actúan los virus: vectores virales y fitovirus

Puesto que los fitovirus no son más que una cápsula de proteína que contiene material genético, no pueden desplazarse activamente de una planta a otra. ¿Cómo pueden entonces arruinar una cosecha entera? A causa de los vectores virales, es decir, cualquier organismo capaz de transportarlos de una planta infectada a una sana para conseguir así nuevas células huésped. En muchas ocasiones, las plagas típicas en el cannabis (mosca blanca, trips, pulgón, etc) actúan de vectores virales, aunque a veces es el propio cultivador el que actúa como vector.

Una vez el virus llega a la célula huésped, se desprende de su cápsula proteica y empieza a replicarse. Durante este proceso, nuevas cápsulas y proteínas son formadas con el único propósito de transportar el virus de una célula a otra de la planta.

El virus del mosaico del tabaco y la marihuana

Como hemos mencionado anteriormente, el virus del mosaico del tabaco infecta principalmente a la planta del tabaco, aunque puede también aceptar como huéspedes a más de 125 especies de 9 familias vegetales distintas. Aún a día de hoy, existe controversia respecto a si el VMT afecta realmente al cannabis, aunque hay que decir que a veces un virus se conoce por un acrónimo concreto aunque se trata en realidad de una cepa de otro virus (por ejemplo, el virus del mosaico del cáñamo o MHV es en realidad la cepa cowpea del VMT).

Estructura del virus del mosaico del tabaco

Estructura del virus del mosaico del tabaco (Fuente: Wikipedia)

La cápsula del VMT se compone de más de 2.000 moléculas de proteína de cubierta y una molécula de ARN de una única hebra. Como el resto de los virus, una vez en la célula huésped se desprende de su cápsula de proteína, libera el ARN viral de una hélice y comienza a replicar su propio genoma.

La enfermedad causa decoloración entre las venas de las hojas más jóvenes, que no debe confundirse con carencias de nutrientes, seguido por desarrollo de un moteado con aspecto de mosaico, con patrones oscuros y claros. Las hojas pueden arrugarse y desarrollar rugosidades, resultando deformadas y curvadas. Las partes bajas de la planta se verán también afectadas, en especial si las condiciones climáticas son favorables, secas y con altas temperaturas. La mayoría de hojas acaban sufriendo necrosis y el crecimiento general de la planta se ve seriamente comprometido.

El VMT es uno de los fitovirus más estables. Mientras las temperaturas no bajen de 40ºC, mantiene su forma estable. Los invernaderos y jardines botánicos son ideales para su reproducción debido a la temperatura constante y cálida y a la gran diversidad de huéspedes potenciales.

Hoja de tabaco infectada por VMT

Hoja de tabaco infectada por VMT (Fuente: Wikipedia)

Otros virus que afectan a las plantas de cannabis

El cannabis no sólo puede ser infectado por el VMT (en caso de serlo realmente) sino también por otros fitovirus. La mayoría de éstos no son exclusivos del cannabis, sino que atacan también a otras familias y especies. Además, una planta puede ser infectada por diversos virus al mismo tiempo, lo que hace que el proceso de identificación de la(s) enfermedad(es) se complique en gran medida para el cultivador, que debe saber que pesticida o insecticida utilizar para combatirlas de manera eficiente.

Se conocen cerca de 900 fitovirus, aunque sólo una pequeña parte han sido estudiados en profundidad en relación con el cannabis.  A día de hoy, se conocen dos virus específicos para la marihuana: el virus del mosaico del cáñamo (HMV, hemp mosaic virus) y el virus del estriado del cáñamo (HSV, hemp streak virus). Aunque no se sabe del cierto si el primero infecta exclusivamente al cannabis, se cree que el segundo sí lo hace, con los pulgones como principales vectores virales.

Se ha demostrado que el virus de mancha anular del tabaco (TRSV, tobacco ringspot virus) y el virus del estriado del tabaco (TSV, tobacco streak virus) pueden también infectar las plantas de cannabis con síntomas muy similares a los causados por el VMT, así como el virus del mosaico de la alfalfa. Todos ellos utilizan principalmente a pulgones y semillas como vectores. El virus del mosaico del Arabis (ArMV) podría también infectar al cannabis a través de semillas y nematodos, aunque parece que, aún infectadas, las plantas de cannabis no suelen mostrar los síntomas del ArMV.

El virus del mosaico del pepino (CMV) ataca tanto a plantas de pepino como al cáñamo, también con semillas y pulgones como principales vectores virales. Finalmente, se cree que el virus de mancha anular del tomate (TomRSV) utiliza también la marihuana como planta huésped.

Virus del mosaico del pepino

Evolución del virus del mosaico del pepino (Fuente: Scott Nelson)

Prevención y tratamiento de virus en la marihuana

El tratamiento de los fitovirus incluye las tareas básicas a la hora de combatir cualquier plaga: retirar cualquier rastro de materia vegetal muerta en el sustrato o espacio de cultivo, quemar las plantas infectadas y mantener siempre el ambiente de cultivo (incluido el cultivador) lo más higiénico posible es básico para prevenir/no extender una infección. Como sucede a menudo, encontraremos variedades más resistentes que otras a los virus, por lo que identificar y usar estas genéticas reducirá en gran medida los riesgos.

No se deben olvidar los vectores virales; una planta sin parásitos es mucho menos sensible a ataques de virus que cualquier planta afectada por alguna plaga.

Generalmente, las enfermedades víricas en plantas no tienen tratamiento, por lo que prevención e higiene son cruciales cuando nos enfrentamos a los fitovirus.

19 Febrero 2016 | Plagas de la marihuana
1 comentario


Hay un comentario en “Cannabis y virus

  1. ANdrea

    No es verdad, acido acetilsalicilico puede curar esto virus y quemar todo no es solucionar nada…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *