Cachimbas, Shishas, Narguiles y Hookas

La Cachimba, una herramienta tradicional

Disfrutando de la Shisha en Egipto

Disfrutando de la Shisha en Egipto

La Shisha, Narguile, Hookah o cachimba es una pipa de agua que tiene su origen en la India, aunque en realidad existen muchas teorías acerca del origen de este instrumento para fumar.

Esta pipa de agua que guarda cierto parecido con los Bongs de cristal se originó como método simple para fumar tabaco, consiguiendo suavizar al máximo su sabor y enfriando el humo, lo que repercute en un aumento de las sensaciones aromáticas; al fumar así conseguimos percibir todo el sabor de nuestras hierbas mientras eliminamos los sabores quemados y torrefactos más desagradables. Es por este motivo que, cuando los persas llegaron a la India, enseguida apadrinaron este hábito y esta herramienta. Una vez arraigada la tradición, estos la transmitieron a los Egipcios y a los Sirios, hasta establecerse en Túnez, Irán, Pakistán, África y hasta Europa, des de la parte oriental hasta la occidental.

Inicialmente eran mucho más rudimentarias, fabricándose con una cáscara de coco y un tubo bajante, que sostenía un chillum de barro, a modo de cazoleta, donde introducíamos la mezcla herbal. Pero con la llegada a otros países se fue modificando, utilizando otro tipo de materiales, algo más nobles, consiguiendo así que fueran más elaboradas. En Egipto se rediseñó, haciéndola casi igual a las actuales, y con el progreso se han afinado hasta convertirse en las Shishas que podemos disfrutar actualmente.

Pero por qué se popularizó hasta este extremo? Fue con la llegada a Turquía, hace 500 años, donde gustó a los intelectuales y la clase alta, haciendo que pasara a ser una herramienta del pueblo a un privilegio y un lujo, lo que sin duda ha dejado marca en la conciencia cultural, permitiendo así que todo el mundo las conociera y quisiera utilizarlas. Ya se sabe, lo que la nobleza utiliza suele ser del gusto del pueblo, a la larga. Y así volvió la sencilla pipa de agua que usaban los campesinos a la gente de a pié, pero completamente transformada y relacionada con el lujo, pasando del barro y la madera, al latón y el vidrio ornamentados y decorados.

Partes y funcionamiento de la Shisha

Colección de Narguiles

Colección de Narguiles

Las cachimbas se componen de diversas partes bien diferenciadas, que se pueden desensamblar para su limpieza sin mucho problema, y fabricados en materiales bastante neutros, que no se degradarán fácilmente y que no interferirán en el sabor del tabaco a fumar.

Se apoyan sobre la base, fabricada de vidrio o cerámica, encargada de contener el agua o el líquido que usaremos para enfriar y mejorar la hidratación del humo. Si queremos, podemos añadir mielmelazas de sabores para aumentar el sabor del conjunto, o incluso cambiarlo por leche mezclada con agua, para conseguir nubes más densas y cremosas. Por otro lado, hay personas a las que les gusta substituir el agua por refrescos, zumos de fruta o incluso licores como whiskey o ron, que le añadirán, además de sabor, un cierto contenido alcohólico a cada calada. Es importante tener cuidado si usamos licores, para evitar pasarnos, ya que nos podríamos emborrachar.

En todos estos casos, es importante limpiar en profundidad nuestra Hookah, para evitar que se formen residuos no deseados, y para eliminar completamente olores o sabores que puedan quedar en la manguera o el tubo. Para ello, usaremos agua abundante con un poquito de jabón y un cepillo para pipas, asegurándonos de que eliminamos todos los restos sin dañarla. La aclaramos con agua y la dejamos secar. Si no deseamos usar lavavajillas para evitar regustos indeseados, podemos utilizar zumo de limón rebajado con un poco de agua para la manguera, y un cepillo en seco para el tubo metálico. Para la cazoleta podemos usar también jugo de limón, que al ser ácido elimina la suciedad y desinfecta.

Partes de la Shisha

Partes de la Shisha

 

Por encima del jarrón, como en el caso de la Shisha Dutch, encontramos el cuerpo de la pipa o chimenea, fabricado en latón o metales más nobles, que tiene un tubo bajante que entra en la base hasta sumergirse en el líquido, y que será el encargado de hacer las burbujas.

En este cuerpo encontraremos la junta para la manguera, y en algunos modelos, una válvula, que nos permitirá regular el flujo de aire, consiguiendo así más o menos humo.

El tubo sigue subiendo por dentro del cuerpo hasta su parte superior, donde se instala el cenizero, un platito metálico que nos será muy útil para almacenar las pinzas metálicas, para recoger los restos de ceniza desprendida del carbón o los restos de tabaco cocinados. Dicho cenicero se sitúa alrededor de la junta superior, donde colocaremos la cazoleta de cerámica, en la que depositaremos el tabaco y las esencias, o bien la marihuana o hachís, si lo preferimos.

Piedras aromáticas Shiazo

Piedras aromáticas Shiazo

En la actualidad, también existen alternativas más saludables, que no contienen tabaco, como las piedrasperforadas de sabores para shisha, que poseen glicerina en su interior. Estas se pueden añadir a tu mezcla preferida o bien fumarse solas, de modo que, al calentarlas, vaporizaremos toda la glicerina aromática, de igual manera que lo hacemos en las shishas desechables o los cigarrillos electrónicos.

Esta se cubre con papel de plata agujereado, o bien con una rejilla metálica, y encima de este pondremos el carbón encendido.

Estos carbones para shishas se han pensado específicamente para facilitarnos la vida, ya que están disponibles en diversos tamaños, permitiéndonos dosificar mejor el tiempo que queramos fumar. Los carbones pequeños son recomendables para sesiones cortas o para una persona, mientras que los grandes son ideales para pipas grandes o para sesiones largas con amigos. Además, vienen recubiertos por una película inflamable, que facilitará su encendido, simplemente dándole llama con un encendedor de llama azul o colocándolo sobre el fogón de la cocina. Hay que tener cuidado en el proceso, por que pueden saltar chispas!

También podemos utilizar carbón vegetal, pero cuesta más de encender y de mantener ardiendo, así que recomendamos altamente usar carbones específicos. Elijamos el que elijamos, recordemos manipularlo con las pinzas metálicas, para no quemarnos.

Y ya lo tenemos todo listo! Una vez tengamos todo el sistema preparado, solo tendremos que sentarnos relajadamente, agarrar la manguera e inhalar lenta y largamente, saboreando todo el aroma que desprenda, dejando pasar el tiempo, tranquilamente.

 

Teteria con Shishas al aire libre

Teteria con Shishas al aire libre

La cachimba como herramienta de relajación

Como existen Hookas de todos los tamaños, podemos llevárnosla fácilmente a cualquier parte, como por ejemplo a la playa, donde fumar viendo una puesta de sol, o a casa de los amigos, para relajarse con una amena charla después de una buena comida, acompañados por el embriagador humo del Narguile (mucho más sabroso y auténtico que el de una shisha electrónica) que siempre es una alternativa cuando no se puede vaporizar hachís. Siempre que se pueda, se recomienda compartirla, aun que también es muy agradable fumar solo al final del día, mientras reflexionamos sobre nuestra jornada y olvidamos los problemas. Podemos encontrar kit de Shishas para poder gozar de una tacada de todos los elementos necesarios para poder empezar a usarla desde un inicio.

Como vemos, fumar en shisha nada tiene que ver con los cigarrillos tradicionales, que se fuman a toda prisa y sin ningún ritual. Fumar en un Narguile es toda una experiencia que merece ser valorada y gozada en todo momento, y no hay que verlo como un hábito compulsivo y tóxico, sino como lo que es: un gran placer.

En resumen, si queremos empezar a disfrutar necesitaremos:

  • 1x Shisha
  • 1x pinzas metálicas
  • Agua, leche, zumos o alcohol para llenar el cuenco
  • Tabaco normal, tabaco con melazas, marihuana, hachís o piedras de esencias para shisha
  • 1x carboncillos para Shisha
  • 1x papel de plata agujereado
  • 1x mechero de llama azul
  • Ganas de pasar un buen rato.

 

El humo aromático

El humo aromático

 

12 octubre 2013 | Novedades del grow Alchimia
8 Comments


8 comentarios en “Cachimbas, Shishas, Narguiles y Hookas

  1. carmen

    Hola tengo una pipa de agua, pero no encuentro ningun modelo igual para saber más sobre ella. la compré en Iran en 1974, tiene la base en plata y el conducto en madera. Agradeceria saber algo sobre ella. Un saludo

    1. Jerome Alchimia

      Hola Carmen,
      Desafortunadamente no tenemos información de la pipa que compraste, pero seguro que debe ser algo precioso 😉
      Hasta luego y buenos humos.

  2. Leandro

    Hola buenas, mi pregunta es si por casualidad se vende el cazo para poner el tabaco en la shisha por separado, dado que mi perra la rompió… Gracias!!

    1. Jeroni Alchimia

      Hola Leandro,
      Siento mucho infromarte que en nuestra tienda no disponemos de estos recambios para las Shishas.
      Gracias por tu confianza.
      Un saludo!

  3. Angie

    Como hago para solicitar una shisha?

    1. Jeroni Alchimia

      Hola Angie,
      En nuestra web encontrarás Shishas de una y dos bocas.
      Solamente tienes que darte de alta como cliente y realizar el pedido (siempre de forma segura!). Te lo mandaremos a casa rápida y discretamente.
      Espero que las disfrutes!!!
      Gracias por tu confianza.
      Un saludo

  4. sabi

    hola!
    tengo una cachimba preciosa que me encontre en el piso que hemos comprado, es toda como de color plata, y esta grabada a mano, tiene 4 salidas para fumar y es muy alta, no tengo ni idea de cuanto puede costar, si os envio fotos podriais ayudarme? gracias!

    1. Sweed Alchimia

      Hola Sabina,
      Para saber el precio te aconsejo que busques alguna parecida en Internet o preguntes a un anticuario…
      Nosotros poco podremos ayudarte en este tema…
      Gracias por tu confianza.
      Suerte y saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *