30 años de Dutch Passion

Dutch Passion se estableció en 1987 en Holanda, aunque Henk Van Dalen empezó a recolectar genéticas de cannabis durante la década de los 70, cuando estudiaba Biología en la Universidad de Amsterdam. En aquella época, la mayor parte del cannabis importado a Amsterdam procedía de todos los rincones del mundo, de manera que Henk pudo recolectar semillas de diversas zonas como Nigeria, Sudáfrica, Brasil, Filipinas, Tailandia e incluso California gracias a los primeros coffee shops establecidos en este país. Estas variedades mostraban grandes diferencias entre ellas en lo que respecta a efectos, cultivo y calidad, y pronto se convirtieron en la base genética de los primeros híbridos de Dutch Passion.

En aquellos tiempos, las técnicas y equipos de cultivo en interior eran todavía algo rudimentarias. Aun así, Henk se las arregló para germinar sus semillas y seleccionar las mejores plantas para el desarrollo de híbridos. Pronto fue evidente que la calidad de la marihuana cultivada en Amsterdam era bastante superior a la del producto importado. Si bien la escena del cultivo interior daba sus primeros pasos, un buen número de criadores pioneros disponían ya de una colección de genéticas de todo el mundo con las que trabajar. Hoy, Dutch Passion sigue establecida en Amsterdam y continua ofreciendo semillas de cannabis de la mejor calidad a sus clientes.

Dutch Passion Seed Company

Dutch Passion Seed Company

Semillas de cannabis feminizadas

El cultivo interior empezó a despegar en las décadas de los 80 y los 90, principalmente gracias al desarrollo de variedades destinadas a este tipo de cultivo. Al mismo tiempo, la variedad y calidad de los sistemas de iluminación para cannabis y cultivo mejoraba día tras día. El cannabis se cultivaba pues tanto en interior como en exterior en Europa, Norte América y muchos otros lugares.

En cuanto uno pudo cultivarse su propia marihuana en casa, los objetivos derivaron hacia mejor calidad y facilidad de cultivo. A los autocultivadores les molestaba tener que perder tiempo y espacio germinando y cultivando machos, y puesto que ya se feminizaban otros vegetales empezaron a oírse peticiones de semillas de cannabis feminizadas. Tras un buen número de técnicas probadas y testeos realizados, Dutch Passion encontró un método para producir semillas feminizadas en los 90. Si bien Dutch Passion fue el pionero en las semillas de marihuana feminizadas, pronto otros bancos siguieron su ejemplo. Hoy, este tipo de semillas copan el 95% del mercado global.

CBD SkunkHaze, variedad rica en CBD de Dutch Passion

CBD SkunkHaze, variedad rica en CBD de Dutch Passion

Calidad como piedra angular

El equipo de Dutch Passion tiene trabajadores en Europa, Rusia, Sudamérica y Canadá, tanto breeders y genetistas veteranos con los que este banco empezó como nuevos talentos en el mundo de la crianza cannábica. Dutch Passion mantiene también contacto con algunos de los mejores cultivadores legales del mundo, especialmente en los Estados Unidos, Canadá y Sudamérica. Esto asegura un suministro constante de las más novedosas y mejores genéticas provenientes de cualquier rincón del planeta, convirtiendo a Dutch Passion en una organización internacional con una web traducida a 10 idiomas y toda clase de clientes.

Desde el autocultivador que necesita tan sólo unas pocas plantas para su uso personal hasta cultivadores legales que producen miles de plantas, cultivadores de todo tipo tienen a las variedades de Dutch Passion como favoritas. 30 años de éxitos provienen principalmente de la satisfacción de todos estos cultivadores, que no piden otra cosa que no sea máxima calidad y consistencia en los resultados. Muchos de los clientes, tiendas, grow shops y distribuidores siguen trabajando con Dutch Passion tras todos estos años gracias a esta filosofía; ofrecer las mejores variedades de cannabis e innovar y explorar nuevas líneas genéticas.

Frisian Duck, de la familia "Duck"

Frisian Duck, de la familia “Duck”

Genéticas, genéticas y más genéticas

Aunque serán recordados por traer las semillas feminizadas a la escena cannábica, su contribución no termina aquí, como ahora mismo veremos.

  • Variedades de exterior: Gracias a la crianza selectiva en exterior desarrollada en Holanda, Dutch Passion consiguió una serie de variedades especialmente adaptadas a condiciones climáticas adversas que podían cultivarse por el Norte de Europa y América, incluso en climas difíciles. Estas genéticas, entre las que están Durban Poison, Frisian Dew, Hollands Hope o Passion #1 se convirtieron en la base de muchas de las variedades de exterior que encontramos hoy.
  • Variedades ricas en CBD: Aunque este tipo de variedades no sean las más demandadas por los usuarios recreativos, sin duda son las más apreciadas por la creciente comunidad de pacientes usuarios de marihuana medicinal. Dutch Passion trabajó con los especialistas del banco de semillas CBD Crew para desarrollar híbridos comerciales con alto contenido en CBD. Dutch Passion trabaja en la actualidad en el desarrollo de una variedad rica en CBG (Cannabigerol).
  • Variedades automáticas: Gracias a la asociación con The Joint Doctor, quien ayudó en gran medida al desarrollo de genéticas autoflorecientes, Dutch Passion se ha convertido en la última década en uno de los pioneros en la crianza de estas variedades, que se han convertido en un auténtico éxito en el mercado de semillas. Las semillas de marihuana automáticas suelen cultivarse a 20 horas de luz diarias y estar listas en unas 10-11 semanas desde la germinación de la semilla, con una potencia similar a las variedades tradicionales. Para muchos, las autos son el tipo de semilla más cómoda y fácil de cultivar ya sea en interior o exterior.
  • Variedades tradicionales: A muchos os sonarán variedades ricas en THC como Orange Bud, Mazar, Blueberry, White Widow, Masterkush y muchas otras. Variedades ofrecidas por Dutch Passion que han probado ser líneas sólidas que han sido cultivadas durante los últimos 30 años.
  • Dutch Passion es el único banco en ofrecer semillas estables para exterior de la genética “Duck” (tanto tradicionales como autoflorecientes), conocida por la peculiar forma de sus hojas, que recuerdan a los pies de un pato y que son difícilmente identificables como plantas de cannabis. Esto supone una gran ventaja especialmente para el cultivador de exterior.
La famosa Blueberry de Dutch Passion

La famosa Blueberry de Dutch Passion

Calidad y facilidad de cultivo, premisas de Dutch Passion

Tras 30 años en la cima, y con una intachable reputación, esperamos que Dutch Passion siga sorprendiéndonos con sus impresionantes variedades durante otros 30 años. En la actualidad han creado una compañía dedicada a los sistemas de iluminación LED para cannabis llamada “Crazy LEDs & More”, y nos consta que están trabajando en otros proyectos de gran importancia. Hasta el siguiente capítulo en la historia de Dutch Passion!

0 Comment


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *