Errores comunes en el cultivo de plantas auto

Se acerca la primavera y, con ella, las condiciones ideales para el cultivo de cannabis, razón por la que muchos cultivadores empiezan ya a programar su cultivo de exterior de esta temporada, mientras que otros planean un último cultivo en interior antes de que lleguen los temidos calores veraniegos. No es ningún secreto que las semillas de cannabis autoflorecientes (también llamadas automáticas) representan una parte considerable de las variedades que pueden encontrarse en el mercado, con unas ventas que se superan año tras año gracias en gran medida al excelente trabajo realizado por breeders y bancos de semillas.

Ya seas cultivador de exterior o de interior, en este artículo vamos a darte una serie de trucos para que termines tu cultivo de autos con éxito, resaltando los errores típicos que suelen cometerse al utilizar este tipo de genéticas y proponiéndote alternativas que seguro que harán que tu cultivo sea mucho más eficiente, con mayor rendimiento y calidad de producto final.

Evitar errores en el cultivo compensa con altos rendimientos

Evitar errores en el cultivo compensa con altos rendimientos

Principios básicos del cultivo de cannabis

Para no alargarnos demasiado, vamos a partir de la idea que estáis familiarizados con el cultivo de cannabis pero tenéis poca experiencia con variedades automáticas. En caso de no ser así, no os asustéis, todos estos trucos y aspectos a evitar os serán de gran ayuda para aumentar vuestra experiencia como cultivadores! De esta forma, si conceptos como pH o Electroconductividad no os suenan de nada, o todavía no tenéis claro cómo utilizar los abonos para cultivar o qué sustrato escoger, podéis consultar los enlaces para obtener información de primera sobre cada tema.

Bien, imaginemos que ya tenéis todo claro y os disponeis a elegir una variedad de cannabis automática para vuestro próximo cultivo. Puede que seáis amantes de las Indicas más narcóticas, o que os encante el efecto estimulante de las Sativas pero…sea la que sea la genética auto que escojáis, os recomendamos leer el artículo del siguiente enlace y no cometer ninguno de los errores que comentaremos a continuación, pues podrían comprometer seriamente la cantidad y calidad de vuestra cosecha!

Trucos para el cultivo de plantas de marihuana Auto

Plantas de cannabis automáticas y fotoperiodo

Una de las primeras dudas que pueden surgir, incluso antes de germinar las semillas, es: ¿qué fotoperiodo necesitan mis autos? Un error común en cultivo interior es no dar el número suficiente de horas de luz para conseguir un buen crecimiento y una floración exuberante. A menudo los cultivadores novatos utilizan el mismo fotoperiodo que para las variedades fotodependientes, es decir, 18 horas de luz y 6 de oscuridad en crecimiento, y 12 de luz y 12 de oscuridad en floración. No obstante, las plantas auto no necesitan noches largas para florecer, lo harán igualmente con muchas más horas de luz al día! Esto tiene relación directa con el rendimiento final, pues obviamente no será lo mismo que nuestras plantas tengan 12 horas diarias de luz durante la fase en la que desarrollan las flores que, por ejemplo, 20. Darán cogollos mucho mayores con un foroperiodo de 20/4 durante todo el cultivo!

En caso de cultivo exterior, y teniendo en cuenta que estas variedades suelen tardar unas 10-12 semanas aproximadamente desde la germinación hasta la cosecha, será interesante procurar sembrar a mediados de primavera, cuando el número de horas diarias de luz empieza a aumentar. Así aprovecharemos los meses de mejor clima y mayor exposición solar, pudiendo hacer hasta dos cultivos en una misma temporada fácilmente, empezando uno a mediados de marzo y otro a principios o mediados de Junio. Sembrar demasiado pronto (antes de primavera) se traducirá probablemente en plantas pequeñas que han sufrido por las bajas temperaturas, lo mismo que sembrar demasiado tarde, a finales de verano.

Utilizar una maceta demasiado pequeña

Se trata de un error común que a menudo da al traste con la ilusión del cultivador, que puede encontrarse cosechando una planta de apenas 20 o 30 centímetros de altura y con un rendimiento muy inferior al esperado. La explicación es sencilla; al germinar la semilla, ésta desarrolla la raíz principal en linea recta hacia abajo. En el momento en que dicha raíz se encuentre con un tope (la maceta) que no la deja crecer más, la parte aérea de la planta dejará también de crecer y ésta pronto se pondrá a florecer, quedando mucho más pequeña que en caso de haberse encontrado en un tiesto mayor o plantada en pleno suelo, que es donde mejor rinden estas variedades.

Para evitar este fenómeno, bastará utlizar macetas de cultivo de buen tamaño desde el principio, de un mínimo de 7L en interior y 15L en exterior. Así nos aseguramos que la planta alcanzará una altura considerable antes de florecer, consiguiendo así los rendimientos esperados.

Estas plantas pronto se pondrán a florecer

Estas plantas pronto se pondrán a florecer

Trasplantar plantas automáticas

Otro fallo típico, a menudo asociado al anterior. No es raro – de hecho, en muchos casos en correcto – pensar que es mejor utilizar varias macetas a lo largo del cultivo, cada vez mayores. De esta forma, a medida que la planta va creciendo y necesitando més espacio para las raíces se la trasplanta a un tiesto mayor. No obstante, a las plantas auto no les gustan los trasplantes!

Como hemos visto, el cambio de crecimiento a floración va en parte ligado al estado de las raíces. Puede ser que las dañemos durante el trasplante, o que hagamos éste demasiado tarde, cuando la planta ya ha empezado a sentirse “ahogada”. Regla de oro: trabajando con genéticas auto, y para evitar problemas, siempre debemos usar una sola maceta de buen tamaño desde el inicio al fin del cultivo, o si podemos cultivar en pleno suelo.

Exceso de riego en plantas autoflorecientes

Una vez hemos conseguido germinar las semillas y que las plantas empiecen a crecer, es importante no caer en otro error que a menudo cometen muchos cultivadores noveles: regar demasiado las plantas. Al cannabis en general, y a las variedades automáticas en particular, les gusta un ciclo de riegos por el cual el sustrato pase de estar húmedo (no empapado) a estar casi seco (nunca seco del todo, de los contrario las raíces mueren rápidamente). Sobre todo durante los primeros días, cuando la planta es todavía pequeña, las necesidades hídricas son muy inferiores a pasadas unas semanas, por lo que es importante no saturar el sustrato con agua en especial al inicio del cultivo, y tener en cuenta que es mejor regar un poco cada día que saturar la maceta de agua y no regar en varios días.

Exceso de riego en planta de cannabis

Exceso de riego en planta de cannabis (Foto: ICMag)

Podar plantas automáticas

Dado su ciclo de crecimiento y floración, independiente del fotoperiodo, las genéticas automáticas no son precisamente ideales para aplicar técnicas de poda. En caso de podar una planta auto corremos el riesgo de que su crecimiento se ralentice demasiado, y que ésta empiece a florecer con un tamaño sensiblemente más pequeño que el que hubiera alcanzado sin poda alguna. Esto, obviamente, repercute negativamente en la producción final, así que siempre es mejor no utilizar estas técnicas con las autos y dejarlas crecer libremente (lo que sí podemos hacer es entutorarlas o guiarlas en caso necesario).

Esperamos que estos sencillos trucos os ayuden a conseguir cosechar plantas automáticas sin problemas. Evitando estos errores que hoy hemos visto tenéis ya mucho ganado; lo único de lo que tendréis que preocuparos es de darles los mejores cuidados que podáis, ellas os lo recompensarán seguro!

Felices cosechas!

0 Comment


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *