Lavado de raíces: ¿Mito o realidad?

Durante años, la creencia de que regar sólo con agua durante las dos últimas semanas de cultivo para eliminar los nutrientes del sustrato y, sobre todo, de la planta, era un tema que poca gente se hubiera atrevido a discutir. La corriente general clamaba (sin ningún tipo de base científica aparte de opiniones subjetivas) que si durante este último periodo de maduración se utilizaba sólo agua para regar y se dejaba de usar fertilizantes, la planta consumiría los nutrientes del suelo y, al terminarse éstos, lo haría con los que tiene almacenados en sus tejidos, mejorando en gran medida el sabor y aroma de las flores una vez secas.

Así, a esta técnica - normalmente llamada "lavado de raíces" - se le otorgaban una serie de beneficios en cuanto a la calidad del producto final: cualidades organolépticas superiores que en caso de no hacer el lavado, combustión sin chisporroteos, ceniza blanca y un largo etcétera de propiedades que, si bien no tenían ningún tipo de base científica, eran comunmente aceptadas sin mayores reparos. No obstante, durante los últimos años han aparecido una serie de estudios científicos que pondrían en cuestión tales afirmaciones, algo que no ha hecho sino encender un apasionado debate entre detractores y seguidores del lavado de raíces. Hoy, partiendo de estos dos estudios, os proponemos adentrarnos en este debate e intentar dilucidar si merece la pena o no aplicar esta tradicional técnica de cultivo.

Al hacer el lavado se intenta eliminar los nutrientes de los tejidos de la planta
Al hacer el lavado se intenta eliminar los nutrientes de los tejidos de la planta

El lavado de raíces al final del cultivo

Antes de proseguir, debemos aclarar un punto importante: a lo largo de este artículo vamos a ir refiriéndonos al lavado de raíces como a la técnica de proporcionar exclusivamente agua a las plantas durante las dos últimas semanas de cultivo aproximadamente. Habrá gente que escogerá un periodo de 10 días o de una semana, pero nos referimos al final de la cosecha y no a un lavado ocasional que pueda deber hacerse a medio cultivo debido a, por ejemplo, una sobrefertilización en las plantas.

En efecto, durante el cultivo podemos cometer errores como sobrefertilizar las plantas que nos lleven a tener que hacer un lavado o lixiviado del sustrato con el fin de "retirar" el exceso de nutrientes de éste arrastrándolos junto al agua de drenaje. Normalmente, en estos casos se utilizan también enzimas, que ayudarán a descomponer los nutrientes acumulados más fácilmente. Se trata de una solución puntual a un problema concreto y no de algo que deba hacerse normalmente, especialmente si hemos añadido vida microbiana al medio de cultivo.

Hoy no vamos a hablar sobre este método ni a cuestionarlo, sino que nos centraremos en el lavado final durante las últimas semanas de cultivo, una práctica muy habitual especialmente entre aquellos que utilizan fertilizantes minerales o que cultivan en sustratos inertes como la arlita, la lana de roca o el la fibra de coco. Se trata de dejar de aportar nutrientes al medio (y, por ende, a la planta) en la fase final de floración para que, siempre en teoría, la planta "consuma" los nutrientes acumulados en sus tejidos, de manera que no haya residuos de éstos una vez secos los cogollos.

Al realizar el lavado de raíces las hojas suelen adquirir tonos amarillos
Al realizar el lavado de raíces las hojas suelen adquirir tonos amarillos

Antes de pasar a examinar los estudios sobre esta cuestión, veamos algunas de las ventajas y desventajas que claman sobre este método sus defensores y detractores:

Ventajas del lavado de raíces al final del cultivo

  • Mejora el sabor y aroma de las flores secas
  • No influye en la cantidad de cannabinoides y terpenos presentes en las flores secas
  • No tiene un impacto negativo en la producción final
  • Ahorro de nutrientes durante las últimas semanas de floración
  • Mejor combustión, ausencia de "chispas" ocasionales al fumar, ceniza blanca

Desventajas del lavado de raíces al final del cultivo

  • Disminuir la cantidad de nutrientes afectará negativamente al desarrollo de la planta
  • Tanto rendimiento como cantidad de cannabinoides y terpenos serán menores
  • Sin elementos como el calcio o el boro, la maduración puede detenerse o verse frenada
  • Sabor y aroma no se verán afectados negativamente por no realizar el lavado

Como podemos ver, no se trata de cuestiones sin importancia, pues básicamente se discute (sin llegar a un acuerdo) sobre la calidad final del producto conseguido, tanto en términos de sabor y aroma como de contenido en cannabinoides y terpenos. Durante décadas, las apreciaciones de cada cultivador y los conocimientos compartidos en su círculo eran la principal guía para decidir si era necesario lavar o no las raíces, pues no se disponía de evidencia científica alguna que respaldara una u otra opción. Veamos ahora qué tiene que decir la ciencia sobre este tema.

Cannabinoides y terpenos están contenidos en las glándulas de resina
Cannabinoides y terpenos están contenidos en las glándulas de resina (Foto: Ryan Lange)

Estudios sobre el lavado de raíces en el cannabis

En 2017, Jonathan Stemeroff presenta una tesis en la Universidad de Guelph (Canadá) para su Master en Ciencia Medioambiental titulada Irrigation Management Strategies for Medical Cannabis in Controlled Environments, Estrategias de control de irrigación para cannabis medicinal en ambientes controlados. En este estudio, centrado en aspectos como el control de riego y la relación entre las necesidades hídricas de la planta y factores como el déficit de presión de vapor, también se estudiaron los efectos del lavado de raíces llegando a una clara conclusión: el lavado de raíces se mostró ineficaz a la hora de eliminar cantidades significativas de nutrientes en las flores.

En este estudio se realizaron 3 ensayos en los que los resultados del lavado de raíces fueron analizados en cada uno de ellos, llegando a la conclusión de que no se conseguían reducir los niveles de nutrientes almacenados en los cogollos en ninguno de los casos, y concluyendo a su vez que el uso de nutrientes durante este periodo no conseguía incrementar ni los niveles de cannabinoides y terpenos, ni el rendimiento de las plantas, ni mejorar su aroma y sabor. El debate - ahora con algo de base científica - estaba servido, y pronto defensores de una y otra postura se enzarzaron en encendidas discusiones en foros y redes sociales.

Los sabores del cannabis

¿Por qué la marihuana sabe así? Es una de las preguntas que más frecuentemente se hacen los consumidores de cannabis al degustar diferentes variedades y/o alguna de sus extracciones. Y no es para menos, ya que la marihuana es capaz de ofrecer sabores y aromas de lo más variados y exóticos, como por ejemplo a queso, naranjas, incienso y hasta a golosinas, entre otros. En este artículo respondemos al por qué de esta cuestión y realizamos un breve repaso a las variedades que han marcado un antes y un después gracias a su complejidad aromática.

Algo más tarde, en 2020, la compañía de nutrientes americana RX Green Technologies lanzaba un completo estudio sobre la eficacia del lavado de raíces durante el periodo final de vida de la planta, titulado Impact of different flushing times on quality and taste in Cannabis Sativa L, Impacto de distintos tiempos de lavado en la calidad y sabor del Cannabis Sativa L. Si bien se trataba de un análisis llevado a cabo por una empresa privada y sin revisión por pares (algo imprescindible para ser considerado un artículo académico/científico), no es menos cierto que representaba el más completo estudio sobre el tema hasta la fecha, con gran cantidad de datos recolectados y analizados por su equipo de expertos, liderado por la Doctora Stephanie Wedryk. Estas son las principales características de esta investigación:

  • Estudio para determinar el impacto del lavado de raíces al final del cultivo
  • Se utilizan plantas de Cherry Diesel para el test
  • Se dividen las plantas en grupos, que tendrán periodos de lavado de raíces (riegos sólo con agua) de 14, 10, 7 y 0 días
  • Al terminar el cultivo, se evalúa rendimiento, contenido en cannabinoides y terpenos, sabor y aroma (prueba a ciegas) y análisis del contenido mineral en las hojas

Los resultados de este estudio son consistentes y coherentes, aunque echamos en falta más información sobre los métodos de análisis utilizados para llevarlo a cabo, así como una una revisión por pares de los resultados obtenidos. Comentemos ahora punto por punto los resultados de este ensayo.

Contenido en cannabinoides y terpenos

Los contenidos en THC de cada grupo muestran muy poca variación entre los distintos grupos, con un porcentaje mínimo del 21.58% en el grupo con 14 días de lavado y uno máximo del 22.73% en el que recibió 7 días de lavado. Estadísticamente, las diferencias encontradas no son relevantes.

Respecto a los terpenos, se se prestó especial atención a los más predominantes en Cherry Diesel: beta-mirceno, beta-cariofileno y terpinoleno, y se agruparon el resto. Como puede verse en el gráfico, las muestras con mayor contenido en terpenos son, precisamente, las que no recibieron lavado en absoluto, aunque, de nuevo, las diferencias carecen de relevancia estadística al ser prácticamente idénticas.

Gráfico con contenido en terpenos de cada grupo (Fuente: RX Green technologies)
Gráfico con contenido en terpenos de cada grupo (Fuente: RX Green technologies)

Rendimiento de flor seca

Los resultados respecto al rendimiento son algo curiosos, pues al igual que hemos visto con el contenido en THC, los "protagonistas" de valor más alto y más bajo vuelven a ser el de 14 días de lavado y el de 7 días, aunque esta vez al revés. El grupo con menor rendimiento resultó ser el que recibió 7 días de lavado (89.47 g/planta), mientras que el mayor rendimiento fue el que recibió 14 días de lavado (103.2 g/planta). Según los resultados, ¿podría establecerse una relación según la cual a mayor rendimiento, menor concentración de THC y viceversa? Harían falta más pruebas para poder afirmarlo, pero sin duda resulta un punto interesante de cara a futuras investigaciones.

Coloración de las hojas

El estudio demuestra cómo las plantas con periodos de lavado de raíces de 14 y 10 días han perdido gran parte del color verde que las caracteriza para tomar coloraciones amarillas. Según sus conclusiones, esto se debe a una mayor descomposición de la clorofila en dichos casos.

Contenido de minerales en las flores

Se tomaron muestras de flores el día de la cosecha para su posterior análisis. Los datos revelan muy pocas diferencias entre los distintos grupos, con contenidos en minerales muy similares entre sí. La mayor diferencia se observó en el caso del hierro y el zinc, con concentraciones superiores en el caso del lavado de 14 días. Esto podría deberse a que, al usar sólo agua, la planta asimile ambos nutrientes acumulados del sustrato (hierro y zinc están involucrados en procesos de senescencia de las plantas).

Los resultados en los tres principales nutrientes del cannabis: nitrógeno, fósforo y potasio (Fuente: RX Green Technologies)
Los resultados en los tres principales nutrientes del cannabis: nitrógeno, fósforo y potasio (Fuente: RX Green Technologies)

Extracción de resina

Se evaluó la calidad y rendimiento en extracciones de resina, con resultados parecidos a los que hemos visto hasta ahora (diferencias mínimas entre grupos). Los grupos con mejor rendimiento fueron los que más lavado de raíces recibieron, 17.97% para el de 14 días y 18.21% para el de 10 días, mientras que el de 7 días obtuvo un 16.39% y el que no recibió lavado en absoluto un 16.17%.

Sin embargo, en cuanto al aspecto visual no quedó duda, la extracción que mejor aspecto presentaba provenía del grupo sin lavado (más clara y transparente y con menor grado de nucleación), mientras que la peor clasificada en este aspecto fue, precisamente, la que recibió el lavado de 14 días.

Prueba a ciegas de calidad de las flores

Finalmente, se mandaron muestras de cada grupo sin ningún tipo de identificación (flores curadas) a diversas personas conocidas del sector para una evaluación a ciegas de cada muestra, en las que se debían puntuar aspectos como el color de la ceniza, la calidad del sabor o el grado de irritación en la garganta. De nuevo, los resultados fueron muy similares y las diferencias mínimas, aunque curiosamente fueron las muestras que no recibieron lavado las mejor puntuadas en general. Podéis consultar todas las tablas y gráficos del estudio en la web de RX Green Technologies.

La cata siempre es un factor muy importante para cualquier cultivador
La cata siempre es un factor muy importante para cualquier cultivador o consumidor

Conclusiones sobre el lavado de raíces en el cultivo de cannabis

Si bien los dos estudios que hemos presentado hoy carecen de algunos datos y/o revisiones, no es menos cierto que resulta curioso que ambos presenten resultados similares: alimentar con nutrientes a las plantas durante los últimos 14 días de cultivo o no hacerlo (regar sólo con agua) no tendría un impacto significativo en la calidad de las flores obtenidas, tampoco en su contenido en cannabinoides y terpenos ni en el porcentaje de nutrientes presentes en ellas, ni siquiera en el rendimiento final del cultivo en peso de flor seca.

Lo que resulta evidente para la mayor parte de personas que han leído estos estudios es que seguir alimentando a las plantas durante estas últimas dos semanas de cultivo no sirve para nada, por lo que resulta mucho más práctico, económico y respetuoso con el medio ambiente realizar el lavado de raíces final regando sólo con agua durante este periodo.

Y vosotros, ¿qué opináis sobre el lavado? ¿Sois partidarios o detractores de esta técnica? Como siempre, estaremos encantados de leer vuestros comentarios, ideas o consejos sobre el tema; por nuestra parte, y aunque ya tenemos una idea bastante formada al respecto, haremos unas cuantas pruebas en un futuro próximo, eso seguro!

Felices cosechas!

Referencias:

  • Irrigation Management Strategies for Medical Cannabis in Controlled Environments, Jonathan Stemeroff
  • Impact of different flushing times on quality and taste in Cannabis Sativa L, Stephanie Wedryk (RX Green Technologies)

Los artículos publicados por Alchimiaweb, S.L. están reservados a clientes adultos. Recordamos a nuestros clientes que las semillas de cannabis no figuran en el catálogo de la Comunidad Europea. Son productos destinados a la conservación genética y al coleccionismo, en ningún caso al cultivo. Está estrictamente prohibido germinarlas en algunos países, a excepción de las autorizadas por la Unión Europea. Recomendamos a nuestros clientes no violar la ley de manera alguna y no nos hacemos responsables de su uso.

Comentarios en “Lavado de raíces: ¿Mito o realidad?” (0)

Dudas de envíos y pagos

Las dudas relativas a los envíos y pagos las podéis consultar en los apartados de gastos de envío y Sistemas de pago

Quieres dar tu opinión sobre "Lavado de raíces: ¿Mito o realidad?" o preguntar sobre ese post?

Ojo, se publica!

Asegúrate de que es un email válido. No se publica

Sobre este Blog cannábico

El presente blog es el blog oficial del Grow Shop Alchimia. Este blog está dirigido exclusivamente a mayores de 18 años.

Para comprar material para el autocultivo de cannabis puedes consultar nuestra catálogo de semillas de marihuana, grow shop y parafernalia


Suscríbete al blog

¿Quieres recibir todas las novedades, noticias y curiosidades sobre el mundo del cultivo?

keyboard_arrow_up