Cultivo interior de cannabis en verano

Empieza el verano y seguro que muchos ya tenéis un bonito jardín exterior con plantas en pleno crecimiento. Quizá habéis empezado el cultivo a partir de semillas, o puede que tengáis plantas madre y hayáis sacado algún clon al exterior durante las últimas semanas. Sea como sea, el cultivo exterior de cannabis en verano suele ser relativamente sencillo, pues la climatología acompaña y las plantas se desarrollan de forma espléndida, siempre y cuando dispongan de los nutrientes y riego necesarios.

No obstante, y si sois de los que tienen plantas madre y han sacado clones fuera lo sabréis bien, el cultivo interior en verano puede convertirse en una auténtica pesadilla principalmente debido a las altas temperaturas que pueden alcanzarse dentro de salas y armarios de cultivo, muchas veces incompatibles con un correcto crecimiento de las plantas, además de ocasionar una fuente de plagas y otros problemas. Hoy queremos contaros unos cuantos trucos que permitirán a vuestras plantas madre de interior pasar el verano mucho mejor y estar preparadas para donar todos los clones que necesitéis una vez empezada la temporada de cultivo interior.

El mantenimiento de plantas madre en verano puede complicarse debido al calor
El mantenimiento de plantas madre en verano puede complicarse debido al calor

Evitar el estrés por calor en el cannabis

Vamos a partir de una situación en la que tenemos que mantener una serie de plantas madre en un cultivo interior durante el verano y, por supuesto, sin aire acondicionado. No nos sería muy complicado mantenerlas correctamente con temperaturas constantes de 24ºC con uno de estos aparatos! Nos encontramos pues con la situación típica de muchos cultivadores, una pequeña sala o armario de cultivo básico sin aire acondicionado, y en la que debemos mantener unas plantas madre en la mejor condición posible para poder empezar el primer cultivo de la temporada en interior, una vez las temperaturas de final de verano nos lo permitan.

Vamos a ir desgranando distintos parámetros del cultivo para ver qué podemos hacer en cada uno de ellos, para mejorar el estado de las plantas y permitir que pasen el verano de una forma mucho menos estresante que en caso de seguir cultivando exactamente de la misma manera que hacemos, por ejemplo, en invierno. Es importante saber que, probablemente, no conseguiremos la misma tasa de crecimiento que en primavera u otoño, pero sí lograremos tener plantas sanas al final de verano. Al fin y al cabo, es mucho mejor poder sacar 10 clones "sanos" de una planta que 15 esquejes en mal estado!

Iluminación y calor en el cultivo interior

Como sabemos, y a parte de la temperatura ambiente, la principal fuente de calor que reciben las plantas proviene del sistema de iluminación. Si usáis paneles LED probablemente no será un problema, pero en caso de usar lámparas de descarga como halogenuros metálicos (HM), vapor de sodio (HPS) o halogenuros cerámicos (CMH), el calor emitido por éstas sí puede convertirse en un auténtico quebradero de cabeza. Si disponemos de balastros electrónicos en los que podamos regular la potencia de la lámpara, será conveniente dejar ésta al 50-60% de su capacidad.

En verano, los paneles LED son una excelente alternativa a las lámparas de descarga
En verano, los paneles LED son una excelente alternativa a las lámparas de descarga

Por supuesto, y si el presupuesto nos lo permite, podemos usar LEDs en verano y lámparas de descarga durante el resto del año. Podemos optar por paneles profesionales como el Lumatek Zeus o el Osram Fluence SPYDR, o si tenemos un presupuesto más ajustado, usar las bombillas LED Solux para crecimiento o las barras TLED de Secret Jardin. Éstas últimas son particularmente útiles, pues pueden usarse como apoyo en los laterales, o para semilleros y clones, y siempre repartiendo muy bien la luz.

En resumen, se trata de sustituir nuestras lámparas de descarga por paneles LED o bien, de rebajar la potencia de éstas con el balastro electrónico. En este segundo caso, a menudo pueden usarse también LEDs como apoyo si no quiere perderse tasa de crecimiento y que las plantas reciban más luz. Por último, y en relación a la iluminación, puede rebajarse un par de horas de luz diaria sin problema, usando un fotoperiodo 16/8; las plantas seguirán creciendo y no entrarán en floración, y son dos horas menos al día con la iluminación encendida. No hace falta decirlo, pero se procurará siempre tener la iluminación conectada durante la noche y en las horas más frescas de la mañana o tarde, evitando siempre las horas de más calor en el exterior (mediodía). Son pequeños detalles pero, como veréis al final del post, todo acaba sumando!

Ventilación en el cultivo

La ventilación jugará un importante papel, tanto a la hora de evacuar el aire caliente del cultivo hacia el exterior como para introducir aire fresco en el interior. Además, en verano pueden usarse reflectores Cooltube (refrigerados por aire) para las lámparas, que van conectados al sistema de extracción de aire y ayudan a rebajar unos pocos grados la temperatura dentro de la sala o armario de cultivo. La extracción puede dejarse constantemente conectada y a máxima potencia si se dispone de un potenciómetro o de una unidad de control de clima, especialmente durante las horas de más calor dentro del espacio de cultivo.

Respecto a la intracción, deberemos procurar tomar el aire del lugar más fresco posible, incluso no del exterior sino de otra habitación si es necesario. En efecto, y dependiendo de la ubicación del cultivo y de cómo esté montado el sistema de intracción, puede ser más aconsejable tomar el aire de dentro de una vivienda que del exterior. Tened en cuenta que queremos evitar un caudal de aire caliente entrando en el cultivo!

Ajustar correctamente temperatura y humedad potencia el desarrollo de las plantas
Ajustar correctamente temperatura y humedad potencia el desarrollo de las plantas

Sobre los ventiladores que suelen instalarse para remover el aire dentro del espacio de cultivo, será importante situarlos de manera que el aire no incida directamente sobre las plantas para evitar que éstas transpiren demasiado. Será mucho más conveniente tenerlos enfocando hacia la lámpara y en dirección a la toma de extracción de aire, procurando que la bolsa de aire caliente que se forma en la parte superior de la sala o armario sea evacuada por el extractor de manera más eficaz.

El déficit de presión de vapor. Humedad y calor en el cultivo.

Como podéis consultarlo con mucha mayor amplitud en nuestro artículo sobre temperatura y humedad en el cultivo de cannabis, el déficit de presión de vapor o DPV es un factor clave para el desarrollo de las plantas, que además cobra especial importancia durante los meses más calurosos del año. A grandes rasgos, lo que necesitamos básicamente es adecuar temperatura y humedad para conseguir el mejor desarrollo posible, algo que podemos hacer siguiendo la tabla del artículo que adjuntamos en la parte final de este apartado.

Para que os hagáis una idea general, lo que debemos hacer cuando las temperaturas en el cultivo se disparan es (a parte de intentar bajarlas de otras maneras), conseguir una humedad acorde a la temperatura que tengamos. En la mayoría de casos, durante el verano lo que deberemos hacer es aumentar la humedad dentro del espacio de cultivo, de manera que las plantas lidiarán con las altas temperaturas mucho mejor que en caso de encontrarse en un ambiente con baja humedad.

Sin embargo, y puesto que no podemos detener la extracción para subir la humedad pues se dispararían las temperaturas, la mejor manera de lograrlo es mediante un humidificador, que podemos conectar al mismo temporizador que la lámpara para que se ponga en marcha siempre que tengamos la luz encendida. En función del tamaño de la sala o armario de cultivo, se necesitará un humidificador con mayor depósito de agua (para poder estar funcionando al menos 16-18 horas seguidas).

Temperatura y humedad en el cultivo de marihuana

Temperatura y humedad relativa juegan un papel importantísimo en el cultivo interior de marihuana, pues de ellas depende gran parte de la actividad de la planta. Valores desajustados de estos dos parámetros darán con un coeficiente de DPV (Déficit de presión de vapor) inválido, lo que se traducirá en un pobre desarrollo. En este artículo os explicamos cómo ajustar correctamente estos valores para que nuestras plantas gocen del mejor clima para un desarrollo espectacular.

Riego de cannabis en interior con altas temperaturas

Como puede resultar lógico pensar, a mayor temperatura ambiente más riego van a necesitar nuestras plantas, pues tanto su consumo de agua como la evaporación de ésta serán mayores. Es pues normal que debamos regar con mayor frecuencia para evitar que las plantas se marchiten. Pongamos un ejemplo; las mismas madres en la misma maceta pueden llegar a necesitar más del doble de agua en un caluroso día de verano que en uno de invierno. Como vemos, factores como temperatura y humedad ambientales tienen una relación directa con la cantidad de agua consumida por las plantas.

Si hemos adecuado el DPV correctamente, probablemente tendremos una humedad ambiental bastante alta, por lo que nuestras plantas no necesitarán tanto riego como en caso de no usar humidificadores para conseguir el factor de DPV que nos interesa. Si no tenemos el DPV correcto, nuestra planta necesitará riegos con más frecuencia, pues la humedad será más baja y las plantas dispondrán de menos agua en el ambiente.

Otro factor importante en verano es la temperatura del agua. Debemos evitar a toda costa regar con agua demasiado caliente! La temperatura ideal del agua de riego es siempre de unos 20ºC; con temperaturas mayores, el agua va perdiendo oxígeno rápidamente, lo que puede tener un serio impacto en el desarrollo de las plantas. Con temperaturas más bajas se dejan de asimilar determinados nutrientes, aunque es casi seguro que no tendremos este problema en verano.

Prevención de plagas en verano

Normalmente, esta época del año es la más propicia para la aparición de plagas de insectos. Dependiendo de la zona, puede que sólo aparezcan algunos de ellos, aunque conviene no bajar la guardia y realizar acciones preventivas contra plagas como la araña roja, los trips o la mosca blanca. Por un lado, rebajar el calor y aumentar la humedad dentro del espacio de cultivo nos ayudará en gran medida, aunque usar preventivos como el jabón potásico o el aceite de neem de manera regular será igual de importante.

En verano aparecen plagas como la araña roja y la mosca blanca
En verano aparecen plagas como la araña roja y la mosca blanca

Fertilización de plantas de cannabis en verano

De nuevo, nos encontramos con dos posibles escenarios: si hemos adecuado temperatura y humedad para conseguir un valor de DPV aceptable, nuestras plantas pueden seguir recibiendo la misma cantidad de nutrientes que recibían, por ejemplo, en primavera. No deberíamos tener problemas de acumulaciones de sales en el sustrato puesto que los riegos serán relativamente espaciados y la planta podrá absorber la mayor parte de estos nutrientes.

Por el contrario, en caso de no tener un DPV correcto, nuestra planta demandará más riegos, por lo que será recomendable disminuir la cantidad de nutrientes aportados en cada riego. Pasaremos a fertilizar pues con un 60% aproximadamente del fertilizante usado en primavera, observando las plantas en busca de alguna carencia de nutrientes. Si se da este caso, aumentaremos un poco la cantidad de fertilizante añadido en la solución nutriente.

Productos para reducir el estrés por calor en plantas

Por último, queremos recomendaros algunos de los productos que podéis encontrar en el mercado que pueden ayudar a proteger a los cultivos de las altas temperaturas. Como podréis ver, en muchos casos se trata de aditivos ricos en silicio, un importante elemento para el desarrollo de las células vegetales. Estos son algunos de los más utilizados en la actualidad:

Esperamos que gracias a estos sencillos trucos vuestras plantas de interior puedan pasar el verano mucho mejor y sin sufrir demasiado por las elevadas temperaturas. No dudéis en compartir los vuestros, así como los comentarios o dudas que os puedan surgir... estaremos encantados de responderos.

Felices cultivos!


Los artículos publicados por Alchimiaweb, S.L. están reservados a clientes adultos. En Francia, la mayoría de edad se establece a los 18 años. Consulte la legislación de su país y cúmplala. Alchimiaweb, S.L. es una empresa española que se rige por la legislación española y no puede, en ningún caso, ser considerada responsable del mal uso o incumplimiento de las leyes y normativas propias de cada país en relación con los artículos publicados en su Blog. Le recordamos que el cultivo de semillas de cannabis en territorio francés está estrictamente prohibido por ley. Recomendamos a nuestros clientes no violar la ley de manera alguna y no nos hacemos responsables de su uso.

Comentarios en “Cultivo interior de cannabis en verano” (0)

ATENCIÓN - Dudas de envíos y pagos

Las dudas relativas a los envíos y pagos las podéis consultar en los apartados de gastos de envío y Sistemas de pago

Quieres dar tu opinión sobre "Cultivo interior de cannabis en verano" o preguntar sobre ese post?

Ojo, se publica!

Asegúrate de que es un email válido. No se publica

error_outline Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés.
Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

keyboard_arrow_up