Riego automático en el cultivo de marihuana

Cultivo de marihuana con riego automático

El cultivo de marihuana es un arte en el que cada cultivador emplea sus mejores técnicas y sus propios conocimientos, así como diferentes aparatos de cultivo que ayudan en la gestión del ambiente de cultivo o como en este caso destacamos, el riego automático para las plantas de cannabis.

La duración de un cultivo de marihuana es de unos 3 meses, contando con el 1er mes para el crecimiento de las plantas y como mínimo con los 2 siguientes meses para la floración. En este espacio de tiempo las plantas requieren de agua y abonos cada pocos días, por lo que el riego acabará siendo una tarea repetitiva que puede acabar cansando a más de uno, sobre todo si no disponemos de mucho tiempo libre. Veamos cómo podemos remediarlo.

Riego automatico en el cultivo de cannabis

Riego automatico en el cultivo de cannabis

Riego manual o riego automático en el cultivo de cannabis

Todo cultivador, cuando empieza con el cultivo de cannabis, suele regar a mano, pero ¿es posible simplificar esta tarea?

Muchos cultivadores prefieren regar a mano y pueden ser un poco reticentes a la hora de regar con automatismos, pero cuando uno usa por primera vez un riego automático ya no hay vuelta atrás. Un riego automático implica disponer de más tiempo para poder revisar las plantas o para dedicarlo a otros menesteres.

El riego automático puede ser muy sencillo o más completo, dependiendo de las necesidades de cada cultivador y según los aspectos que se quieran controlar como el pH o la EC, o ninguno de ellos. Regar cada planta con la misma cantidad de agua y usar riegos cortos es lo que hace que las plantas se puedan alimentar bien manteniendo, a su vez, un alto grado de oxigenación en las raíces y evitando que las plantas se sequen o que queden encharcadas de agua.

Veamos a continuación cómo funciona el riego automático con la marihuana :

El riego por goteo en el cultivo de cannabis

El riego automático por goteo es el más sencillo y útil así como el más controlable, ya que aparte de poder montarlo a medida, según necesidad, también hay la posibilidad de poder usar unos goteros regulables para cuando hay plantas que necesitan menos cantidad de agua o solución nutriente que otras.

SOG con 36 plantas m2 sistema de riego automático por gotero

SOG con 36 plantas m2 sistema de riego automático por gotero

La versatilidad de este tipo de riego es lo que hace que sea una muy buena opción a tener en cuenta. Hay una gran gama de productos que se pueden adecuar a las necesidades de cada cultivador, es decir; número de plantas, m2 cultivables, riegos en pared vertical, cantidad de riego por minuto, caudal regulable, etc.

Veamos un ejemplo:

En este caso se ha realizado un cultivo en SOG en el que se han usado 36 plantas por m2 en un sistema de riego montado usando los siguientes componentes:

1-     Tubo de riego de 16mm
2-     Codos de 16mm
3-     Tapones finales de 16mm
4-     T de 16mm
5-     Manguera de 16mm
6-     Bomba de agua de 700l/h

7-     Piqueta de 40ml/min
8-     Temporizador Digital configurable minuto a minuto
9-     Deposito de nutrientes de 90L
10-   Bandeja de cultivo con drenaje
11-   Bomba de aire oxigenante con piedra difusora

 

En la foto se puede ver el crecimiento estable de todas las plantas por tener una alimentación equilibrada y un riego preciso durante la etapa vegetativa. En este caso se empezó a realizar un riego de unos 30 a 40 segundos manualmente en un inicio, y automatizándolo posteriormente con temporizador digital, para poder regular al máximo la cantidad de agua y nutrientes.

SOG con 36 plantas m2 con riego por goteo

SOG con 36 plantas m2 con riego por goteo

El desarrollo radicular de estas plantas es explosivo y su crecimiento es vigoroso desde buen inicio. Esta vigorosidad es debido a un grado de humedad y sequedad estable del sustrato durante la fase de vegetación. En este caso se han usado trichodermas para tener una mayor y más rápida colonización de la raíz, además de mejorar el intercambio iónico entre sustrato y raíz para una mejor asimilación de los nutrientes por parte de las plantas de marihuana.

En este cultivo se ha usado un riego a solución perdida, esto conlleva no recuperar el agua de riego una vez ha salido del depósito de nutrientes. El coco, arlita, lana de roca y en general los sustratos para hidroponía pueden usarse en recirculación pero es preferible realizarlo a solución perdida para evitar que la solución nutriente del depósito no se vea alterada, sobre todo con el coco, lana de roca y tierra.

Si recirculásemos en lana de roca o arlita, al haber un drenaje – agua que sale de la maceta durante el riego – éste puede arrastrar sales adheridas a la maceta o bandeja de cultivo. Si estas sales regresan al depósito pueden hacer subir la EC y descompensar el pH.

Lavado de raíces usando riego automático

Lavado de raíces usando riego automático

Con la tierra y el coco pasa lo mismo; es mejor usar un riego a solución perdida antes que recuperar el drenaje, las sales podrían hacer tambalear la estabilidad de la solución nutriente del depósito y posteriormente la de las plantas. Además, los restos de sustrato arrastrados por el drenaje y que acaban en el depósito pueden perjudicar la bomba y obturar los tubos de riego.

Montaje de un sistema de riego automático

Para realizar el montaje del riego automático hay que tener claro el espacio que se va a dedicar al cultivo y el número de plantas a cultivar. De este modo sabremos el tamaño de la bomba de agua que se necesita, la cantidad de goteros y cómo realizar el montaje de los ramales principales y los secundarios (tubo de riego) así como dónde realizar los empalmes con los codos y las T.

Pongamos un caso común en el que se usan 16 plantas por m2 en macetas de 7L usando tierra como sustrato. ¿Qué material se requiere y como se distribuye el espacio para montar el riego dentro de un armario de cultivo?

En primer lugar tenemos el armario de cultivo de 1.20 x 1.20 metros con una bandeja de cultivo de 1.20 x 1.20m y 16 plantas y un depósito de 90L, el cual se puede dejar en el exterior o en el interior del armario debajo de la bandeja. Si hay espacio, y por facilidad de rellenar el depósito, es mejor dejarlo fuera del armario, de lo contrario sino hay espacio en la habitación, lo incorporaremos dentro del armario.

Ahora que ya está la bandeja y el depósito en su emplazamiento, pensaremos en la distribución de las macetas y realizaremos un croquis de cómo debe quedar instalado el sistema de riego. En este caso hemos comentado que vamos usar 16 plantas por m2, y la manera más lógica es usar 4 filas x 4 columnas lo que nos da las 16 plantas por m2.

Croquis del sistema de riego para cultivo de 16 plantas en interior

Croquis del riego automático para 16 plantas

Croquis del riego automático para 16 plantas

Como podemos ver en el croquis, hay 16 macetas en 4 filas por 4 columnas. Lo que haremos es usar un ramal principal y dos secundarios de donde saldrán los goteros que irán anclados a las macetas de cultivo. Veamos ahora cómo ensamblar el sistema de riego paso a paso:

El ramal principal: Es un tubo de riego, en este caso de 16mm, que va conectado a la bomba de riego situada dentro del depósito. Para conectar el ramal principal con la bomba se usa un trozo de manguera de 16mm (mismo tamaño que el tubo de riego) y una T de conexión que conecta lado derecho e izquierdo del ramal principal y la manguera. El ramal principal va, en este caso, en horizontal de modo que los ramales secundarios van en vertical.

Ramales secundarios: Son tubos de riego también de 16mm que van conectados al ramal principal. La cantidad de ramales secundarios depende del número de macetas o de como estén distribuidas las macetas en la sala o armario de cultivo. En este caso solo se requieren dos ramales secundarios los cuales alimentan cada uno a dos filas de macetas, un total de 8 macetas por cada ramal secundario. Para conectar los ramales secundarios al principal se pueden usar codos o T, en este caso nos basta con 2 codos de 16mm.

Tapón final: El tapón final, como su nombre indica, es un tapón que se inserta, normalmente, al final de los ramales secundarios para evitar escapes de agua y poder tener una presión de agua que permita a ésta salir por los microtubos y piquetas de riego.

Bomba de agua: En este caso es de 700l/h suficiente para alimentar las 16 macetas del cultivo. Con la bomba de riego hay que tener en cuenta, a parte del caudal en l/h, la fuerza de cascada que es la potencia que tiene la bomba para bombear agua en vertical. Si tenemos un cultivo a ras de suelo no hay problema, pero si este está a más de 1 metro de altura hay que buscar una bomba que tenga una fuerza de cascada de 1.5m. La bomba se acopla a la manguera o tubo de riego para poder regar a través de los goteros.

Microtubos y goteros o piquetas: Son la parte que conecta los ramales secundarios con las plantas. El microtubo permite un paso de agua restringido de entre 40 a 60ml/min para controlar el riego a la perfección. Los goteros o piquetas se acoplan al microtubo, mediante una roca interna que colla los microtubos al gotero, y se clavan en la maceta para que el agua pueda llegar a la planta.

Temporizador Digital a minutos: El temporizador digital permite controlar los riegos con un tiempo mínimo de 1 minuto y un máximo de 24h. Este temporizador se encarga de controlar el encendido y apagado de la bomba de riego de modo automático y controlado por el usuario.

Bomba de aire y piedra difusora: La bomba de aire toma el aire de la habitación y lo lleva a través de unos tubos de silicona atóxica a la piedra difusora. La piedra difusora es la encargada de difundir el aire en pequeñas burbujas dentro del depósito de nutrientes, y  mantiener oxigenada y en buenas condiciones la solución nutriente.

Calentador de agua: Un sencillo calentador de agua nos permite mantener la solución nutriente dentro del depósito a la temperatura adecuada, sobre 20ºC.

Depósito nutriente: Es un depósito o tanque de agua en el que se realiza la mezcla de nutrientes para poder regar mediante el riego automático.

Cómo hacer un riego automático profesional a partir de uno convencional:

Hay otros aparatos de cultivo que hacen de un sistema de riego convencional uno de profesional. Es muy factible automatizar aún más el riego y hacerlo más completo, y por lo tanto tener una mejor gestión del riego y de los abonos aportados, mejorando de este modo los resultados finales. En este caso nos referimos a la Bomba de pH y EC.

Como se usa una bomba de pH

La bomba de pH es un instrumento o útil de cultivo que nos permite de manera automática controlar el pH del depósito a nuestro antojo. La bomba consta de una sonda que realiza una lectura continua del pH de la solución nutriente, de manera que la bomba subirá o bajará el pH en función del valor asignado por el usuario.

Bomba Kontrol01

Bomba de pH Kontrol01

Como podemos ver en la foto de la bomba Kontrol 01, ésta consta de un cuerpo cuadrado en el que dentro del mismo hay el mecanismo encargado de bombear poco a poco el ácido pH down (mezclado con agua) hacia el depósito de nutrientes mediante el tubo de silicona atóxica. Así, la bomba toma agua con un Ph muy bajo de una garrafa (u otro depósito) y lo bombea hacia el depósito de nutrientes donde queremos reducir el pH.

La bomba usa la lectura de la sonda para poder conocer el estado del pH de la solución nutriente del depósito. El usuario habrá marcado un valor deseado de pH en la bomba, y esta no parará de bombear hasta haber rebajado el pH en el depósito de nutrientes al valor indicado.

Hay dos tipos de bombas de pH, unas que incorporan una sonda en la misma bomba y que miden de manera autónoma el pH del depósito, y las bombas que necesitan ir conectadas a un  medidor continuo de pH, como es el caso del Milwaukee MC720 controlador de pH con bomba. Si ya disponemos de un medidor de pH continuo se puede comprar solo la bombade pH, lo cual siempre es un poco más económico que opciones como la Bomba de pH Kontrol01.

Bomba controladora de PH milwaukee mc720

Bomba controladora de pH milwaukee mc720

El pH en el cultivo de cannabis en tierra es entre 6 y 7, y lo más normal es que el pH se deba bajar siempre usando un liquido ácido que sea capaz de rebajar el pH del depósito, como  es el caso del pH Down de GHE o el Ácido cítrico de Trabe. Lo mismo ocurre con el cultivo en coco, arlita, lana de roca, aeropónico, o en el DWC.

Trucos para usar la bomba de pH:

Al usar un medidor continuo, la lectura del pH está siempre activa con lo cual si el pH baja bastante la bomba no parará de tirar ácido para dejar a punto el depósito. Como estamos hablando de realizar riegos a solución perdida y no una recirculación, podemos evitar que la bomba esté todo el día tirando ácido a la solución y que sólo regule el pH unos minutos antes de que la bomba de riego se encienda para alimentar las plantas.

Para realizar esta tarea, tan solo debemos disponer de un temporizador que acoplaremos a la bomba de pH diciéndole que se encienda 15 minutos antes de que lo haga la bomba de riego y que se desconecte justo antes de realizar el riego.

Un ejemplo de lo comentado sería: regamos 1 vez al día a las 15.30h, pues el temporizador lo ajustaremos para que este encienda la bomba de 15.15 a 15.30h. Durante este tiempo la bomba de pH trabaja para dejar el pH estable al nivel indicado y luego se apaga. Esta operación se automatiza durante todo el cultivo y así no hay que estar pendiente de bajar el pH cada vez que se vaya a regar.

Cabe decir que en los sistemas de cultivo hidropónicos como los de coco, en el que se usan bastantes riegos cortos al día, es una muy buena opción para que el pH esté siempre controlado, obteniendo al final del cultivo una mejor y mayor cosecha al haber tenido una gran estabilidad desde el inicio hasta el fin.

Bombas de EC para el control de nutrientes

También existen bombas controladas de EC que hacen la misma función, mantener un nivel de nutrientes estable durante todo el cultivo. Resulta ideal para los sistemas de recirculación, donde la misma solución nutriente realiza una y otra vez el mismo circuito alimentando las plantas diariamente.

En el circuito cerrado o de recirculación, las plantas se alimentan de la EC del depósito, de modo que esta EC del mismo se va reduciendo a medida que las plantas se van alimentando. Es en estos casos donde también es imprescindible el control de la EC.

Esperamos que este artículo os anime a montar vuestro riego automático a medida; vuestras plantas lo agradecerán y vosotros tendréis que trabajar sólo unas pocas horas para ahorrar mucho tiempo en el futuro y, además, conseguir mejores resultados!

No dudéis en dejarnos vuestros comentarios.

Felices cultivos!

 

10 octubre 2018 | Cultivo interior de marihuana
0 Comment


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *