Be weed, my friend: Bruce Lee y la marihuana

En julio de 1973 el mundo perdió a uno de sus mayores íconos de las artes marciales. Lee Jun-fan, cariñosamente conocido como Bruce Lee, actor, director, instructor y artista en toda la grandeza de esta palabra. El fundador de Jeet Kune Do, una filosofía de lucha híbrida que se basa en diferentes disciplinas de combate, inició la locura del Kung-fu en la década de 1970, transformándose en un luchador ágil que podía hacer flexiones con dos dedos y hacer volar a hombres corpulentos con su famoso puñetazo más rápido que el trueno.

Pero lo que muchos no saben es que Bruce Lee era un consumidor habitual de marihuana. Ese no es el tipo de historia que uno suele escuchar sobre él, porque desde que murió a los 32 años, su leyenda ha crecido a niveles tan mitológicos que muchos lo llama “Kung-fu Jesús”. Sin embargo, después de su muerte abundaron los rumores de que se había encontrado cannabis en su estómago durante su autopsia y se consideró uno de los principales factores que contribuyeron a su fallecimiento.

El cannabis convirtió a Bruce Lee en un superviviente

Según varias de sus biografías autorizadas (libros como ‘El Tao de Bruce Lee’ o ‘Bruce Lee, el hombre de acero’), en 1969 se lesionó gravemente la espalda durante una sesión de entrenamiento rutinaria. Le dijeron que nunca podría volver a practicar artes marciales y que no podría caminar normalmente. Devastado por esta noticia, Bruce se convirtió en un investigador de su lesión, su cuerpo y, en última instancia, creó su propio camino hacia la curación.

El 20 de julio se cumplen 49 años de la muerte de Bruce Lee. Su carrera fue meteórica, pero su fama perdura
El 20 de julio se cumplen 49 años de la muerte de Bruce Lee. Su carrera fue meteórica, pero su fama aún perdura

El viaje fue largo y hubo muchos altibajos. Pero fue gracias a su gran voluntad y a su consumo de cannabis que el maestro de las artes marciales logra recuperarse ante las cámaras. Además, tras este accidente, haría sus tres mayores éxitos de taquilla en Hong Kong y luego ‘Operación Dragón’, su obra maestra y la última película en la que Bruce Lee hizo aparición antes de morir el 20 de julio de 1973.

Era conocido por todos que Bruce Lee practicaba un régimen fanático de nutrición y acondicionamiento físico. Como resultado, es difícil creer que Bruce Lee hubiera consumido cualquier tipo de sustancia estupefaciente. Sin embargo, Bruce Lee no era sobrehumano. Y como la mayoría de los humanos, estaba lleno de contradicciones.

Bruce trató su cuerpo como un templo y una máquina. Su forma de vida zen aspiraba a la perfección y a la honestidad. El famoso ‘be water, my friend’ se refería a que un hombre debe ser capaz de adaptarse a cualquier circunstancia, por difícil que esta sea.

Por ejemplo, se ha hablado mucho sobre si Bruce era un bebedor de alcohol insaciable. Pero la razón por la que Lee no bebía era porque sufría una reacción de sofoco por alcohol, una deficiencia enzimática común entre los asiáticos orientales, que ocurre en más del 35% de las personas de ascendencia china, los cuales, incluso después de algunos sorbos, tienen náuseas, enrojecimiento de la cara y latidos cardíacos acelerados.

En lugar de alcohol, el “vicio” elegido por Bruce Lee fue el cannabis, desde que descubrió la hierba en los años 60 gracias a Steve McQueen, que fue el primero que le pasó un porro mientras al actor le enseñaba Kung-fu y Jeet Kune Do. Y fue un amor a primera vista con la planta.

Foto de Bruce Lee del film ‘Fists of Fury’ (también conocida como ‘The Big Boss’), la segunda película de Bruce Lee con la productora Golden Harvest
Foto de Bruce Lee del film ‘Fists of Fury’ (también conocida como ‘The Big Boss’), la segunda película de Lee con la productora Golden Harvest

Marihuana ingerida mejor que fumada

Bruce Lee fumaba marihuana de vez en cuando. Sin embargo, como le importaba el efecto de fumar en los pulmones, prefería los brownies de hachís. Según el coprotagonista de "Operación Dragón", Bob Wall, Bruce Lee consumía al menos dos brownies de cannabis al día para ”volver a la normalidad” y evadirse del estrés.

Para entender el amor que profesaba por el cannabis, Bob Wall también cuenta que un día en una fiesta en su casa, siendo el actor principal y productor de la película, insistió en que TODOS sus invitados tuvieran su propia marihuana, acercándose a los invitados para pasarles sus propios porros individuales. Cuando alguien señaló que esto era excesivo, ya que la mayoría de las personas solo necesitarían uno o dos caladas antes de pasarlo, respondió: “No es necesario compartirlo. Quiero que cada uno tenga el suyo”.

En el período final de su vida, Bruce Lee comenzó a depender del hachís para sacar de su mente oprimida todas las terribles cargas que lo volvían loco. Tenía un recadero joven al que se le encomendó la peligrosa tarea de conseguir el cannabis, que se introducía en China de contrabando desde Nepal. Como muchos otros estados, Hong Kong tiene leyes muy punitivas contra las drogas ilegales. Y Bruce Lee, un hombre poco moderado por naturaleza, no era de los que se limitaban a dar un par de caladas a una pipa de hachís.

El temperamento explosivo de Bruce Lee

Muchos podrían suponer que, dado que Lee estaba interesado en la filosofía, la poesía, la actuación y los bailes de salón (sí, era un magnífico bailarín, no solo a la hora de sacar la pierna a pasear), sería paciente y lento para la ira. Sin embargo, se sabía que tenía un carácter desagradable e irritable. Bruce Lee se dio cuenta de que tenía un temperamento terrible que necesitaba ser controlado; y la hierba hizo precisamente eso, lo calmó.

Bruce Lee también era un perfeccionista, brillante y extremadamente motivado por el éxito. Y cuando eres perfeccionista y brillante, a menudo es difícil aceptar a otros no están tan motivados o no tienen tanto talento como tú. Y esta actitud del 110% también se atemperaba con el consumo de marihuana.

Se dice que también Bruce Lee mordía la raíz del cannabis, pues creía que ayudaba a sus músculos a estar más relajados y fluidos en sus luchas. Incluso, una vez muerto, la autopsia reveló una gran cantidad de hachís en su estómago, lo que nos hace imaginar que fue un verdadero consumidor hasta su final. Sin embargo, a algunas personas les gustaría argumentar que el cannabis de alguna forma fue la razón de su muerte, pero en realidad esto no es cierto.

Todos los testigos están de acuerdo: durante los últimos meses de su vida, Bruce Lee se dirigía a una crisis. Las señales de peligro eran inconfundibles
Todos los testigos están de acuerdo: durante los últimos meses de su vida, Bruce Lee se dirigía a una crisis. Las señales de peligro eran inconfundibles

¿Fue un analgésico el motivo de su muerte?

Se ha culpado a la mafia china, a la venganza de otras leyendas de las artes marciales, incluso hasta a una maldición familiar que ha seguido persiguiendo a sus descendientes hasta la tumba. Todo son teorías conspiranoicas para explicar el final repentino de un mito. Pero la causa, según los forenses, se explicó como “muerte accidental” debido a un edema cerebral.

La versión oficial afirma que aquel fatídico 20 de julio de 1973, Bruce Lee estaba trabajando en su siguiente y profética película, ‘Game of Death’ (‘Juego de la muerte’), para la cual visitó a su coprotagonista (y a la sazón amante), la estrella taiwanesa Betty Ting Pei, en su apartamento de Hong Kong. Bruce Lee llegó a las tres de la tarde y, después de pasar un rato con Betty, comió algo ligero. A juzgar por la autopsia, Lee se tomó un brownie de hachís de postre. Luego, comenzó a quejarse de un dolor de cabeza persistente y entumecedor.

Ting Pei no tenía aspirina, pero tenía una pastilla de efecto similar que le había recetado su médico para el dolor menstrual, un analgésico llamado Equagesic. Tras tomarlo, Bruce se retiró a descansar. Pero este medicamento contenía un relajante muscular que le provocó una alergia inmediata al actor. Su cerebro se hinchó y Bruce Lee fue encontrado en coma horas después en la cama. No pudieron reanimarle.

Parece difícil de creer que una máquina de repartir galletas como Bruce Lee pudiera ser derrotado por un simple analgésico recubierto de excipientes. Desde el asesinato hasta el golpe de calor, hubo una serie de otras teorías descabelladas atribuidas a la muerte de Bruce Lee. El amigo (y némesis en la ficción) de Lee, Chuck Norris, dijo que se debió a una reacción a los antibióticos. El patólogo forense Dr. Michael Hunter afirmó que fue una crisis suprarrenal provocada por el uso excesivo de cortisona; y el autor Matthew Polly, tras consultar con numerosos expertos médicos para una biografía (sin duda la mejor) de 2018, dijo que murió a causa de un edema cerebral causado por un esfuerzo excesivo y un golpe de calor. Además, a finales de 1972, a Lee le extirparon las glándulas sudoríparas de las axilas porque opinaba que el sudor no era atractivo para la cámara. Matthew Polly afirma que eso podría haber tenido algo que ver con el fatídico golpe de calor.

Pero numerosos testigos afirman que, meses antes de su muerte, Bruce Lee caminaba desgarbado, tísico, confundido, olvidadizo, paranoico, con ataques de ira y actitud depresiva. Se trataba de un tipo con un 1 % de materia grasa corporal que acababa de perder 10 kilos a causa del estrés por insistir en rodar una y otra vez hasta el más mínimo detalle de las peleas de ‘Operación Dragón’.

La tumba de Bruce Lee está junto a la de su hijo Brandon en el cementerio Lakeview de Seattle
La tumba de Bruce Lee está junto a la de su hijo Brandon en el cementerio Lakeview de Seattle

¿Por qué se aceptó entonces la teoría del analgésico?

Según algunos testigos presentes, minutos después de confirmarse la muerte de Bruce Lee, los médicos que le atendieron se reunieron y alguien les pidió que pasasen por alto el consumo de cannabis en la versión oficial, dando así lugar a una famosa frase del doctor R. D. Teare, un experto en drogas que testificó en la investigación que el Gobierno de Hong Kong realizó para dilucidar su muerte: “el cannabis que encontramos en el estómago de Bruce Lee afectó tanto a su muerte como una taza de té”. Pero, según el médico personal de Bruce Lee en EEUU, Donald Langford, “sencillamente, querían presentar una explicación socialmente aceptable. Las autoridades de Hong Kong querían evitar la vergüenza”.

Bruce Lee fue un héroe juvenil. Cada movimiento que hacía era imitado por miles de jóvenes. Si el uso de hachís por parte del actor se convirtiera en un problema importante, Hong Kong pronto podría verse afectado por una epidemia de hachís.

El cannabis es ilegal allí desde 1969. Y este es uno de los puntos en los que la ley de Hong Kong (que ha sido un territorio autónomo perteneciente a China desde el traspaso de Inglaterra en 1997) es particularmente más dura que la ley china. La posesión de incluso cinco gramos de resina de cannabis se castiga con una multa de 5 millones de dólares hongkoneses (unos 600.000 €) y cadena perpetua. El uso del cannabis por parte de Bruce Lee explicaría, en última instancia, por qué Hong Kong, su ciudad natal, nunca nombró ninguna calle, plaza, parque o edificio en su honor.

Solo existe un homenaje del actor en la ciudad, una estatua de bronce encargada por su club de fans: sus seguidores recaudaron 100.000 dólares para que se erigiera el monumento después de pedir al gobierno permiso para recordar su legado. Ubicada en la Avenida de las Estrellas, una acera en la costa de la Bahía de Victoria de Hong Kong, en el distrito de Tsim Sha Tsui, representa a Bruce en su pose “listo para atacar” de su icónica película ‘Furia oriental’ (‘Fist of Fury’) estrenada en 1972. El presidente del club de fans explicó por qué lo hicieron: “Teníamos que honrar su memoria de alguna manera, queremos que la gente sepa sobre la leyenda de Bruce Lee”.

La estatua fue inaugurada el 27 de noviembre de 2005 por el hermano de Bruce Lee, Robert Lee, celebrando el que habría sido el 65 cumpleaños de este mito de la cultura popular
La estatua fue inaugurada el 27 de noviembre de 2005 por el hermano de Bruce Lee, Robert Lee, celebrando el que habría sido el 65 cumpleaños de este mito de la cultura popular


Los artículos publicados por Alchimiaweb, S.L. están reservados a clientes adultos. Recordamos a nuestros clientes que las semillas de cannabis no figuran en el catálogo de la Comunidad Europea. Son productos destinados a la conservación genética y al coleccionismo, en ningún caso al cultivo. Está estrictamente prohibido germinarlas en algunos países, a excepción de las autorizadas por la Unión Europea. Recomendamos a nuestros clientes no violar la ley de manera alguna y no nos hacemos responsables de su uso.
11-05-2022 Historia y cannabis

Comentarios en “Be weed, my friend: Bruce Lee y la marihuana” (0)

ATENCIÓN - Dudas de envíos y pagos

Las dudas relativas a los envíos y pagos las podéis consultar en los apartados de gastos de envío y Sistemas de pago

Quieres dar tu opinión sobre "Be weed, my friend: Bruce Lee y la marihuana" o preguntar sobre ese post?

Ojo, se publica!

Asegúrate de que es un email válido. No se publica

Sobre este Blog cannábico

El presente blog es el blog oficial del Grow Shop Alchimia. Este blog está dirigido exclusivamente a mayores de 18 años.

Para comprar material para el autocultivo de cannabis puedes consultar nuestra catálogo de semillas de marihuana, grow shop y parafernalia


Suscríbete al blog

¿Quieres recibir todas las novedades, noticias y curiosidades sobre el mundo del cultivo?

keyboard_arrow_up