El curado del cannabis

Cuando los cogollos están listos para la cosecha, el trabajo como cultivador aún no ha terminado. Todavía es necesario someter las flores de cannabis al proceso de secado y curado, para asegurar la mejor calidad del producto final. El secado y curado hace que los cogollos huelan y sepan mejor; y que los efectos se sientan más potentes. También reduce la aspereza del humo. Si empezaste con una gran genética y has cuidado tus plantas de marihuana adecuadamente durante su vida, entonces el curado es lo que marca la diferencia entre el "simplemente correctos" y unos cogollos dignos de ganar cualquier trofeo. Y si bien es cierto que no se puede curar una planta mal cultivada, sin duda se puede arruinar una bien desarrollada, por lo que es importante hacerlo bien.

¿Por qué se hace el curado del cannabis?

En el sentido más amplio, curar cannabis no es diferente de curar carnes, otras plantas o cualquier otro alimento. Es una técnica de conservación que tiene como objetivo hacer que el producto final sea más estable al paso del tiempo. La flor de cannabis fresca es propensa a la misma degradación que cualquier otro producto perecedero, por lo que debe secarse y curarse antes de que llegue a los botes de almacenamiento.

Pero mientras que el curado de los alimentos a menudo implica una variedad de herramientas, ingredientes y técnicas, el curado del cannabis es un proceso más sencillo que simplemente implica la eliminación cuidadosa y gradual de la humedad, mientras se permite la descomposición de los azúcares y la clorofila (que saben terrible cuando se fuman) antes del consumo, lo cual es vital para la vida útil y la calidad del producto final. De esta forma, la flor de cannabis alcanza el estado deseado, eliminando el desagradable olor a hierba recién cortada que es común en los cogollos frescos y resaltando los sabores sutiles y sus aromas únicos.

Cuando los cultivadores secan sus cogollos, suelen colgar ramas de la planta de cannabis boca abajo o en estantes de secado, hasta que la parte exterior de los cogollos esté seca y los pequeños tallos se rompan cuando los doblas. Cuando llega el momento de curar los cogollos, se cortan los cogollos de sus ramas y se colocan en recipientes. Ambos procesos requieren un ambiente fresco y oscuro para obtener resultados óptimos; y la atención meticulosa ayuda a los cultivadores a producir cosechas consistentes y de buena calidad.

Sala de secado. Después de cortar las hojas grandes en forma de abanico, las plantas se cuelgan en un lugar oscuro y fresco durante 7-14 días. Una buena circulación del aire es vital
Sala de secado. Después de cortar las hojas grandes en forma de abanico, las plantas se cuelgan en un lugar oscuro y fresco durante 7-14 días. Una buena circulación del aire es vital

¿Por qué es importante curar los cogollos de cannabis?

El curado es un paso crucial para asegurar que la flor de la marihuana se mantenga estable, pero es importante por varias otras razones:

  • Secar y curar adecuadamente los cogollos ayuda a optimizar la vida útil del cannabis. Cuando se curan con paciencia y atención, los cogollos pueden durar un año o más sin perder sabor o potencia, ya que son menos propensos a la formación de moho, además de lograr una marihuana que se fume de manera más suave e induzcan una experiencia más placentera y equilibrada para el consumidor.
  • El curado mejora el olor y el sabor del cannabis al fomentar la degradación de los subproductos en los cogollos después de que se cosechan por primera vez, pues aún contienen azúcares y almidones almacenados por la planta para su crecimiento. Después de la cosecha, la planta comienza a degradarse a medida que las enzimas y las bacterias aeróbicas descomponen este exceso de azúcares y almidones. Curar el cannabis esencialmente obliga a la planta a consumir los azúcares, almidones y nutrientes restantes antes de que hayan tenido la oportunidad de secarse y quedar atrapados dentro de la planta. La presencia de estos azúcares y minerales sobrantes es lo que causa la sensación de ardor en la garganta que se nota al fumar cannabis que no ha sido curado correctamente.
  • Los cultivadores que curan correctamente su cannabis producen cogollos que se fuman más suavemente, tienen un olor más atractivo y un sabor más delicioso. Los terpenos proporcionan este delicioso olor y sabor, pero estas moléculas son muy frágiles, ya que pueden degradarse y evaporarse rápidamente. La cuidadosa conservación de los terpenos a través del curado permite que brillen los aromas y sabores únicos del cannabis. Si bien muchos consumidores aún exigen el nivel más alto de THC disponible, los entendidos que buscan un producto de primera saben que los terpenos son los reyes.
  • Además, durante el proceso de secado inicial y curado, los cogollos seguirán cambiando en su composición molecular. Esto se debe a que la síntesis de los cannabinoides (el proceso de creación de esos compuestos químicos) continúa incluso después de la cosecha. Y cuando la marihuana se cura adecuadamente, estos cannabinoides pueden desarrollarse por completo antes de suspenderse en ese estado. Por ejemplo, cuando las flores de cannabis recién cosechadas se mantienen a la temperatura y humedad adecuadas, los cannabinoides no psicoactivos continuarán transformándose en THCA, un precursor ácido del THC psicoactivo, obteniéndose un producto de mayor concentración de este cannabinoide, ayudando no solo a preservar la potencia de una planta, sino a aumentarla, lo cual es un gran beneficio si se ha invertido tiempo y dinero en cultivar un gran conjunto de genéticas.

Cannabis curado expuesto para su venta al público en un dispensario de California
Cannabis curado expuesto para su venta al público en un dispensario de California

¿Cuánto tiempo se tarda en curar el cannabis?

El tiempo que se tarda en curar correctamente la marihuana puede variar mucho según la genética que se cultive (de hecho, cada planta individual producirá cogollos de diferentes tamaños y densidades) y el entorno en el que se realice. Numerosos factores influyen en el marco de tiempo, como los niveles de humedad, la temperatura, el método de respiración o los recipientes de curado, que también juegan un papel importante. Si los recipientes de curado y la habitación fluctúan en temperatura y humedad, el curado puede llevar mucho más tiempo.

Con el tiempo, los azúcares y la clorofila de la hierba se descomponen gradualmente. Es por eso que el cannabis viejo y seco ya no es verde: toda la clorofila, que da color al cogollo, se ha descompuesto. Si este proceso ocurre demasiado rápido, no solo desaparecerán los azúcares y la clorofila de la flor: los terpenos también lo harán, llevándose todo el sabor con ellos. El proceso de curado asegura que los azúcares y la clorofila de la flor se descompongan lentamente, sin afectar a los terpenos. Por lo tanto, mientras que el curado suele tardar entre tres y ocho semanas, algunos cultivadores curarán sus flores durante más de seis meses. La mayoría ellos estarán de acuerdo en que la paciencia es una parte importante de este proceso, ya que hacerlo de forma lenta y controlada dará los mejores resultados.

El curado se puede comparar con el proceso de envejecimiento de productos como el vino y el queso. Aunque en lugar de un proceso de fermentación, al curar la hierba, el enfoque principal está en la humedad.

¿Cuál es la humedad adecuada para curar la marihuana?

Mantener un nivel constante de humedad en los botes de curado es una parte imperativa del proceso. Idealmente, los niveles de humedad deben estar entre 45% y 65 %. Una gran herramienta para medir los niveles dentro de los recipientes es un higrómetro digital: son fáciles de usar y se pueden encontrar relativamente baratos en nuestra tienda. Si durante el curado encuentras que los niveles de humedad no están dentro del rango óptimo, puedes hacer ajustes. Si la humedad es demasiado alta, deberás dejar los recipientes abiertos durante medio día o más antes de volver a sellarlos y volver a revisarlos al día siguiente. Si los niveles de humedad son demasiado bajos, puedes agregar un sobre de control de humedad, como los de la marca Boveda, para subirlos.

¿Cuál es la temperatura óptima para el curado del cannabis?

La temperatura también puede afectar a la degradación del cannabis de diferentes maneras, de ahí que el cannabis deba curarse a temperaturas, digamos, frescas: en torno a 20-22ºC. Una temperatura más alta favorece que los cannabinoides comienzan a descarboxilarse y/o descomponerse cuando se exponen al calor prolongado. Algunos de los cannabinoides, como el THCA, primero pierden su anillo carboxilo en este proceso y se convierte en THC, que finalmente también puede degradarse a CBN por exposición prolongada a temperaturas elevadas. Por tanto, en la mayoría de los casos, un curado adecuado cambiará los efectos subjetivos de los cogollos. Hay algo que sucede durante un proceso de curado lento que cambia la composición exacta de cannabinoides y terpenos; y esto cambia cómo te hacen sentir los cogollos.

Descarboxilación del cannabis: qué es y cómo se hace

Hoy vamos a profundizar en el proceso de descarboxilación del cannabis, por el que los cannabinoides pierden su forma ácida y "activan" muchas de sus propiedades. Se trata de un proceso indispensable para que, a la hora de elaborar comestibles cannábicos, éstos tengan el efecto deseado, así que es un paso básico para poder preparar recetas de la mejor calidad.

Prueba a fumar los cogollos directamente de la planta en lugar de fumar esos mismos cogollos después de que se hayan secado/curado. ¡La mejor manera de entender la diferencia es probarlo por ti mismo!
Prueba a fumar los cogollos directamente de la planta en lugar de fumar esos mismos cogollos después de que se hayan secado/curado. ¡La mejor manera de entender la diferencia es probarlo por ti mismo!

Cómo curar el cannabis correctamente

El simple hecho de almacenar tu hierba en frascos no es suficiente para decir que la has "curado" a un nivel perfecto. Para realizarlo correctamente, aún queda trabajo por hacer en los primeros días después de haber cortado las plantas.

Transición del secado al curado

El proceso de curado comienza con un buen proceso de secado del cannabis. Mientras que algunos cultivadores eligen quitar los cogollos de las ramas inmediatamente después de la cosecha para secarlos, otros prefieren dejarlos en las ramas y recortar sus cogollos después de su secado inicial. Cuando los tallos secos se rompen como ramitas quebradizas, el cannabis está listo para ser curado. Si los tallos se doblan como plantas vivas, dales más tiempo. Normalmente basta con 1 o 2 semanas de secado, dependiendo de las condiciones ambientales.

Un ambiente de curado hermético y oscuro

Evitar la exposición a la luz evita la degradación de moléculas clave, como el THC y los terpenos, en los cogollos curados. Donde la temperatura y la humedad tienen un gran impacto en la degradación del cannabis, la alta exposición a la luz ultravioleta y al oxígeno puede causar el mayor daño en el menor tiempo posible. Los recipientes de cristal hermético son los más utilizados, pero también puedes usar tarros de cerámica, metal, madera o plástico opacos. El THC, cuando está en un ambiente altamente oxidado, se convertirá en CBN más rápidamente, por lo que es importante regular tanto los niveles de oxígeno como de luz al curar la marihuana.

Guardar los cogollos en recipientes para curar

Cuando el cannabis seco esté listo para curarse, los cogollos deben colocarse en recipientes herméticos que se llenen hasta el 75% de su capacidad. Necesitas dejar algo de espacio libre para el flujo de aire. Una forma de probar si los cogollos están listos para el curado es agitar el frasco después de llenarlo con cogollos: si se mueven libremente, es probable que estén listos para el curado. Si agitar el frasco hace que los cogollos se agrupen, es posible que el exterior de los cogollos deba secarse más. Además, el primer día notarás que los cogollos ya no están tan crujientes y secos por el exterior, ya que la humedad del interior de las flores rehidrata las porciones externas. Si este no es el caso, has secado demasiado tu cannabis.

4- Controlar los niveles de humedad y temperatura

Durante al menos la primera semana del proceso de curado, es aconsejable revisar los cogollos dos veces al día para ver si se ha desarrollado moho. Abre las tapas durante unos cinco minutos cada vez para permitir que los gases (etileno, CO2 , etc.) escapen y entre oxígeno fresco en los frascos mientras vigilas los niveles de humedad y temperatura con el termohigrómetro. Además, si el olor a amoníaco sale de los recipientes cuando se abren, es probable que haya que reducir los niveles de humedad en la habitación o dejar los recipientes abiertos durante períodos de tiempo más prolongados.

Después de los primeros días, si tu reserva de cannabis se está curando adecuadamente, los frascos deben abrirse brevemente una vez al día durante al menos las próximas dos semanas. Después de estas dos semanas, solo necesitarás abrir los tarros una vez cada pocos días. Las diferentes cepas requieren diferentes condiciones y períodos de curado, por lo que es importante investigar antes de intentar curar cepas específicas.

Durante los primeros diez días, se aconseja hacer 'eructar' los botes (u otro recipiente) en los que se cura la hierba, para dejar salir el exceso de humedad evaporada
Durante los primeros diez días, se aconseja hacer 'eructar' los botes (u otro recipiente) en los que se cura la hierba, para dejar salir el exceso de humedad evaporada

Prueba un poco de tu hierba a las tres semanas

Aquí es donde el proceso de curado se vuelve divertido. Después de unas tres semanas, tus cogollos deberían estar bien curados y listos para fumar. Dicho esto, los períodos de curado más prolongados (hasta seis meses) mejorarán aún más el sabor y la potencia con cambios notables en la calidad. Depende totalmente de ti, pero en el caso de curar, la paciencia es una virtud. Entonces, adelante, fuma la flor para ver si es suave, sabrosa y agradable. Si no es así, simplemente cura un poco más.

Almacenar la flor curada a largo plazo

Una vez que la flor esté curada, las condiciones ideales de almacenamiento son casi las mismas que las condiciones ideales de curado: frescas, oscuras y con una humedad relativamente estable. Mantener los cogollos en un recipiente hermético, como los frascos en los que los curaste, está bien. Otra buena opción son los botes herméticos que cuentan con un sistema de envasado al vacío que hace que queden perfectamente sellados sin que las condiciones del exterior influyan en su contenido.

Curar el cannabis es el paso final en el proceso de cultivo y la parte más crítica para preservar no solo tu hierba, sino también el sabor y la potencia de la marihuana. El curado permite la síntesis adicional de THC después de la cosecha y conserva el perfil de terpenos, al mismo tiempo que permite que las bacterias mastiquen el exceso de almidones y compuestos amargos. Dado que el curado es el último paso antes de fumar, puede ser tentador apresurar el ritmo, pero los cultivadores que sean pacientes serán bien recompensados ​​con ese humo suave y sabroso que marca la diferencia en el cannabis de calidad.


Los artículos publicados por Alchimiaweb, S.L. están reservados a clientes adultos. Recordamos a nuestros clientes que las semillas de cannabis no figuran en el catálogo de la Comunidad Europea. Son productos destinados a la conservación genética y al coleccionismo, en ningún caso al cultivo. Está estrictamente prohibido germinarlas en algunos países, a excepción de las autorizadas por la Unión Europea. Recomendamos a nuestros clientes no violar la ley de manera alguna y no nos hacemos responsables de su uso.

Comentarios en “El curado del cannabis” (0)

Dudas de envíos y pagos

Las dudas relativas a los envíos y pagos las podéis consultar en los apartados de gastos de envío y Sistemas de pago

Quieres dar tu opinión sobre "El curado del cannabis" o preguntar sobre ese post?

Ojo, se publica!

Asegúrate de que es un email válido. No se publica

Sobre este Blog cannábico

El presente blog es el blog oficial del Grow Shop Alchimia. Este blog está dirigido exclusivamente a mayores de 18 años.

Para comprar material para el autocultivo de cannabis puedes consultar nuestra catálogo de semillas de marihuana, grow shop y parafernalia


Suscríbete al blog

¿Quieres recibir todas las novedades, noticias y curiosidades sobre el mundo del cultivo?

Cyber Days: ¡Última oportunidad!
keyboard_arrow_up