¿Qué es el ‘dry farming’?

El llamado dry farming es un método de cultivo muy utilizado en la agricultura convencional (sobre todo con cereales) y que aplicado al cannabis presenta muchas ventajas respecto a las formas de cultivar tradicionales. De hecho, muchas personas habrán oído hablar del cultivo de secano, ya que se trata, en realidad, de una técnica centenaria. Por tanto, el dry farming por definición es aquel cultivo que no necesita ser regado por el hombre, sino que se beneficia del agua que la naturaleza proporciona, ya sea a través de las lluvias o a partir de fuentes subterráneas.

En el caso de los cultivos de cannabis que se están desarrollando en California bajo este método, concretamente en el condado de Humboldt, se basan en la segunda opción, pues están situados cerca de ríos y las plantas absorben el agua que se acumula debajo del suelo. Parece imposible pensar que majestuosas plantas de cannabis puedan desarrollarse y ofrecer cosechas de calidad sin que el cultivador deba regarlas, pero es un método que funciona.

Las plantas no se riegan manualmente, lo que obliga a sus raíces a profundizar para encontrar su propia agua.
Las plantas no se riegan manualmente, lo que obliga a sus raíces a profundizar para encontrar su propia agua. Este "buen estrés" hace que el cannabis tenga un sabor y una potencia también más profundos

La lucha de California contra las sequías en los últimos años es conocida, y el estado mismo desvía el 80% de sus recursos hídricos a la agricultura. Como un área que realmente necesita una solución eficaz al problema de la conservación del agua, granjas de cannabis específicas están ganando una gran notoriedad después de realizar plantaciones con éxito mediante técnicas de cultivo de secano.

Y es que los resultados han sido más que alentadores, pues las variedades de marihuana allí plantadas no solamente cumplen su ciclo y desarrollan grandes colas repletas de resina, sino que los cultivadores que practican este método aseguran que su perfil de terpenos proporcionan un aroma y sabor que son de una calidad superior.

¿Por qué los cultivadores en Humboldt se están pasando al dry farming?

El condado de Humboldt puede que no sea el lugar “ideal” para cultivar cannabis debido a sus condiciones climáticas; de hecho, se trata de una región montañosa costera cuyo clima es más bien frío, y que está cubierta de niebla la mayor parte del año.

Los que viven allí se han acostumbrado a las abundantes lluvias incluso en verano y a las grandes dosis de días nublados. De hecho, el aeropuerto de la zona, situado en la ciudad de Arcata, es uno de los que más vuelos cancela anualmente debido a la constante niebla.

El clima desde luego no fue el motivo por el que en los años 70 muchos cultivadores se mudaron a esta región y la convirtieron en la meca del cannabis de Estados Unidos y una referencia a nivel mundial. La razón de este fenómeno fue que este territorio vasto e inhóspito ofrecía unas condiciones idílicas para aquellos que se aventuraron en esta actividad durante la llamada ‘guerra contra las drogas’: una región que permitía a breeders y cultivadores realizar su actividad de forma aislada y discreta, ya que la geografía del terreno los ocultaba de miradas indiscretas.

Una forma de cultivar más respetuosa para el medio ambiente

Sin embargo, muchas cosas han cambiado en 50 años. Y la progresiva regularización del cannabis en California (primero en el ámbito medicinal y en el año 2018 también en el recreativo) ha hecho que los cultivos de marihuana en esta zona sean cada vez más numerosos y de mayor envergadura.

La agricultura de secano es una técnica de cultivo ambientalmente responsable que se ha utilizado durante siglos para conservar el agua y alentar a las plantas a sobrevivir de forma natural.
La agricultura de secano es una técnica de cultivo ambientalmente responsable que se ha utilizado durante siglos para conservar el agua y alentar a las plantas a sobrevivir de forma natural

A consecuencia de ello, la huella ecológica de estas prácticas se ha comenzado a notar, especialmente en cuanto a la cantidad de agua necesaria para abastecer al riego de las granjas. Una problemática que ha afectado a los ríos y al ecosistema que sostienen, en especial, a la población de salmones de la zona.

La comunidad de granjeros que viven en Humboldt ha sabido entender la importancia de preservar el medio natural en el que están integrados, y que a su vez es el marco que les permite realizar su actividad. Por ello, algunos han comenzado a estudiar medidas para reducir el impacto medioambiental de sus plantaciones, promoviendo métodos como el cultivo regenerativo, utilizando productos biodegradables y, más recientemente, implementando el dry farming como forma de reducir el consumo de agua para el regadío.

Cabe destacar que un reciente estudio realizado por la Universidad de Berkley afirma que la planta de la marihuana en realidad no es tan “sedienta” como otras especies vegetales. De hecho, los cultivos de cannabis en exterior consumirían la misma cantidad de agua aproximadamente que los de tomates; de hecho, los investigadores estiman que una sola gran granja de almendros en el Valle Central de California usa 33 veces más agua que todas las granjas de cannabis con licencia del condado de Humboldt combinadas.

Por otro lado, el consumo de agua parece haber disminuido desde la aprobación de la ley para el cannabis recreativo en California (la conocida como Proposición 64 aprobada en 2016). Debido a esta regularización, cada vez hay menos granjas ilegales (aunque todavía son numerosas), y por tanto, existe un mayor control sobre el agua que se obtiene de pozos o se deriva del río a los cultivos.

¿Cómo es el proceso para cultivar en dry farming?

Los granjeros que han emprendido esta forma de cultivo en Humboldt lo han hecho aprovechando las particulares características de un valle próximo al Eel River, un río de unos 315 km de largo en el noroeste de California que, junto con sus afluentes, forman una de las cuencas hidrográficas más grandes del estado. Eel River proporciona una recarga de las aguas subterráneas y es un enclave ideal para realizar este tipo de cultivo de secano, ya que las plantas se benefician del agua del nivel freático y por ello no es necesario el riego.

Las características únicas del cannabis cultivado en la cuenca de Eel River se deben en gran parte al suelo lleno de nutrientes de siglos de salmón migratorio en descomposición y secuoyas gigantes.
Las características únicas del cannabis cultivado en la cuenca del Eel River se deben en gran parte al suelo lleno de nutrientes de siglos de salmón migratorio y secuoyas gigantes en descomposición

Como acabamos de mencionar, este método requiere de un emplazamiento que cumpla con ciertos requisitos, por ello, las plantas deben estar ubicadas en una zona donde puedan tener acceso al agua de forma natural. En el caso de estos cultivadores del Triángulo Esmeralda (la región productora de cannabis más grande de los Estados Unidos y que incluye los condados de Humboldt, Trinity y Mendocino) lo que han hecho es plantar el cannabis en un suelo aluvial, que es el sustrato que se genera a partir de materiales transportados y depositados en las cercanías de los ríos en los valles interiores.

Son suelos recientes (geológicamente hablando) y cuya estructura varía en composición; pero bien aprovechados permiten una alta productividad en agricultura, ya que el gran porcentaje de terreno limoso permite que la planta envíe raíces profundas para acceder de forma natural al nivel freático donde se almacena el agua.

Al igual que las vides, el estrés natural del dry farming produce cosechas de cannabis más expresivas, con aromas y sabores profundos y potencias acentuadas.

¿Cómo preparar el terreno para un cultivo en dry farming?

Para que el dry farming funcione en este caso, se debe trabajar este suelo para asegurar que permita el drenaje tanto del agua como del vapor de la misma que sube hacia las capas superiores del sustrato. Esto sucede en especial los días de mayor calor en temporada, ya que las elevadas temperaturas hacen que las aguas subterráneas se calienten y se evaporen. Debido a este fenómeno, las raíces de las plantas pueden absorber esta humedad y esto las mantiene hidratadas.

Dado que los cultivadores no aportan la fertilización a través del riego, es necesario abonar el terreno con abonos sólidos y orgánicos durante el invierno, para asegurar que las plantas tengan todo el alimento que necesitan para desarrollarse y ofrecer buenas cosechas. Más tarde, a medida que se acerca la temporada, se trabaja la tierra para conseguir la textura deseada que permitirá una buena filtración. En primavera, coincidiendo cuando los niveles de agua subterránea son más altos, se pasan las plantas del invernadero (donde se han enraizado en el caso de ser clones o germinado si son semillas) a la tierra.

Si bien la idea de no regar una cosecha de cannabis durante toda una temporada puede parecer contradictoria, los resultados finales merecen la pena.
Si bien la idea de no regar una cosecha de cannabis durante toda una temporada puede parecer contradictoria, los resultados finales merecen la pena

Hay que tener fe en el proceso

En realidad, para algunos cultivadores con más de dos décadas de experiencia en cultivos tradicionales con regadío no ha sido fácil adaptarse a este método. Y es que las primeras semanas de las plantas son duras de ver: su masa radicular todavía no es demasiado extensa y las plantas son pequeñas, y por tanto más frágiles, por lo que comienzan a presentar signos de carencias y estrés hídrico.

El primer impulso de los granjeros que se inician en esta técnica es regarlas para evitar que mueran y así salvar la cosecha. Sin embargo, saben que deben tener fe en el proceso y esperar a que esta situación se revierta. Efectivamente, esto termina sucediendo y a las pocas semanas las plantas comienzan a brotar con nuevas hojas y mejorar su aspecto, una especie de ‘bautismo de fuego’ que las fortalece y hace que crezcan sanas y con gran vigor.

Sin embargo, es necesario remarcar que por este motivo el dry farming puede que no sea el mejor para las genéticas autoflorecientes, ya que su periodo vegetativo no supera las 3 o 4 primeras semanas de vida de la planta. Por este motivo, un inicio de este tipo sería fatal para una variedad auto, ya que no cuenta con el margen de recuperación que sí permiten las cepas fotodependientes.

En términos generales, estas genéticas funcionan mejor si son similares a las que proceden de suelos áridos de Asia central, genéticas muy resistentes tras miles de años de evolución en condiciones de falta de agua. Además, estas variedades se caracterizan por su aroma profundo y penetrante; y sus abundantes cantidades de terpenos.

Esta técnica también beneficia enormemente la producción de terpenos, que no solo mejora los atributos sensoriales sino también los efectos de la cepa.
Esta técnica también beneficia enormemente la producción de terpenos, que no solo mejora los atributos sensoriales sino también los efectos de la cepa

¿Cuáles son los beneficios del dry farming?

El dry farming permite a la planta utilizar la cantidad exacta de agua que necesita para realizar sus procesos metabólicos, por lo que el cannabis cultivado bajo este método desarrolla cogollos repletos de resina con alto contenido en cannabinoides.

Una de las ventajas principales es la calidad del producto en cuanto a aroma y sabor, ya que, al no utilizarse ningún tipo de fertilizante líquido, el perfil de terpenos (las moléculas aromáticas) se expresa en todo su esplendor; no hay otros elementos que puedan enturbiar o modificarlo. Se trata de flores con un sabor limpio, fiel al aroma único y original de cada variedad. Además, el dry farming no afecta a la cantidad final cosechada, ya que como acabamos de mencionar, las plantas reciben todo lo que necesitan en las cantidades óptimas y por tanto se desarrollan completamente.

Además, en un suelo más seco las malas hierbas se vuelven un problema mucho menor. Aún mejor, los cultivos secos no atraen tan fuertemente las plagas de insectos. Esto significa menos empleados, menos mantenimiento y menos cosas que pueden salir mal (siempre que la evaporación no agote los niveles de humedad del suelo). En todo caso, redefine el arte de cultivar cannabis, ya que permite a los agricultores dedicarse a las plantaciones a tiempo parcial, sin necesidad de una vigilancia constante. Y en muchos sentidos, eso es perfecto para el cultivador de cannabis profesional.

Conclusiones: ¿un ejemplo a seguir?

A medida que la ola reguladora avanza a nivel global, mayor es el número de plantaciones de cannabis (incluidas las de gran escala) que aparecen. En especial, en los últimos cinco años, hemos sido testigos de cómo los cultivos de variedades ricas en CBD se han implementado de manera importante en países como Italia o Suiza. El dry farming podría ser una alternativa más ecológica y respetuosa para los cultivos extensivos de cannabis que permitiría reducir el impacto en el medio y conseguir un producto de calidad.

Dado que la industria del cannabis en Estados Unidos va un paso por delante respecto a la de la mayoría de países en el mundo, quizá deberíamos aprovechar su experiencia para extraer algunas lecciones de antemano y crear entre todos una forma más consciente de cultivar esta planta milenaria. Es posible que la técnica no proporcione los beneficios lucrativos de los métodos de cultivo basados en regadío. Pero también es probable que la agricultura de secano se convierta en una de las soluciones que nos ayuden a combatir la escasez de agua que parece estar destinada a llegar.

-------

Referencias:

  • Cannabis farms in California rely on wells outside of regulated groundwater basins. Christopher Dillis, Van Butsic, Jennifer Carah, Samuel C Zipper, Theodore Grantham. 21 July 2021

Los artículos publicados por Alchimiaweb, S.L. están reservados a clientes adultos. Recordamos a nuestros clientes que las semillas de cannabis no figuran en el catálogo de la Comunidad Europea. Son productos destinados a la conservación genética y al coleccionismo, en ningún caso al cultivo. Está estrictamente prohibido germinarlas en algunos países, a excepción de las autorizadas por la Unión Europea. Recomendamos a nuestros clientes no violar la ley de manera alguna y no nos hacemos responsables de su uso.

Comentarios en “¿Qué es el ‘dry farming’?” (0)

ATENCIÓN - Dudas de envíos y pagos

Las dudas relativas a los envíos y pagos las podéis consultar en los apartados de gastos de envío y Sistemas de pago

Quieres dar tu opinión sobre "¿Qué es el ‘dry farming’?" o preguntar sobre ese post?

Ojo, se publica!

Asegúrate de que es un email válido. No se publica

black-friday
keyboard_arrow_up