Plantas en cuarentena: ¡el aislamiento es prevención!

En el contexto actual en el que vivimos con el brote mundial del Covid-19, con las enfermedades infecciosas tan presentes en la sociedad y en nuestras mentes, nos gustaría aprovechar esta oportunidad para hablar sobre la importancia de los períodos de cuarentena para un buen control de patógenos de nuestras plantas. Estos patógenos vegetales podrían potencialmente estropear toda nuestra cosecha de Cannabis, un riesgo considerable que corremos cuando introducimos nuevos clones en nuestro espacio de autocultivo.

Alfa Stock Images / Nick Youngson
Alfa Stock Images / Nick Youngson

Mientras que en algunas partes del planeta se está volviendo a una nueva normalidad después de la desescalada progresiva causada por la pandemia en estos últimos meses, otras partes del planeta están lidiando con un nuevo aumento de casos. Se ha demostrado que los países que han sufrido un menor impacto de contagios y víctimas, fueron aquellos que respondieron rápidamente con medidas estrictas y efectivas. Gran parte de la evidencia sugiere que en aquellos países donde las autoridades implementaron rápidamente la cuarentena junto con las medidas preventivas adecuadas, la población se vio mucho menos afectada que en otros que reaccionaron con menos urgencia.

Definido como un período de aislamiento estricto para prevenir la propagación de enfermedades infecciosas, los orígenes de la palabra "Cuarentena" se remontan a la antigua Venecia durante la crisis sanitaria de la peste Negra. Este término fue utilizado durante el tiempo en el cual se confinó a cualquier barco o viajero sospechoso de portar la enfermedad a la llegada del territorio durante un periodo de cuarenta días. El mismo principio se aplica a las enfermedades en huertos y jardines, como las plagas en la marihuana; la cuarentena es tan crucial para la salud de las plantas como lo es para la nuestra.

Por lo tanto, para evitar la introducción de plagas o patógenos nocivos y su posterior propagación en nuestro espacio de cultivo y, de la misma manera que es necesario que las personas potencialmente infectadas hagan una cuarentena para proteger al resto de la población, también debemos aislar la llegada de nuevas plantas. Es necesario tener un poco de paciencia y atención en este momento crucial ya que más adelante nos ahorrará mucha tensión, con tan solo un clon infectado se puede estropear todo el cultivo por completo.

Espacio de cuarentena

Es importante mantener un "distanciamiento social" adecuado entre nuestro espacio de cultivo y cualquier nueva planta que más tarde queramos incorporar, estableciendo una pequeña zona de cultivo ubicada lejos del cultivo principal. No sirve de nada poner en cuarentena nuevas plantas si en la misma habitación hay otras plantas infectadas, ya que los insectos dañarán rápidamente las plantas limpias.

Aislar nuevas plantas es fácil si tenemos una habitación libre que no usamos mucho. Preferiblemente un baño pequeño o una ducha, ya que generalmente estos espacios cuentan con ventilación y están pavimentados, por lo que es muy sencillo mantenerlos limpios. En el caso de que no sea posible, cualquier espacio reducido se puede adaptar al propósito con la ayuda de un sistema de iluminación para cannabis, un extractor de aire y adecuado con plásticos reflectantes.

Los clones pueden hacer llegar plagas a nuestro cultivo
Los clones pueden hacer llegar plagas a nuestro cultivo

Sin embargo, si no se dispone de una habitación libre separada para usar como área de aislamiento, la zona de cuarentena más simple y recurrente sería en un pequeño armario de cultivo, que es fácil de limpiar y de desinfectar en profundidad después de cada uso. Además, tiene la ventaja adicional de que al ser desmontable no ocupará espacio cuando no lo utilizamos.

No se necesita una lámpara potente para mantener algunos clones en un espacio pequeño por unos días, por lo que un tubo fluorescente o dos deberían ser suficientes. En el caso de no disponer de estos fluorescentes, las lámparas de cultivo LED para el crecimiento vegetativo son otra buena opción. Los ventiladores oscilantes y los extractores de aire son de gran ayuda a la hora de mantener las plantas sanas, pero también es importante garantizar de que cualquier conducto de extracción que provenga del área de cuarentena esté bien ventilado lejos del resto del cultivo.

Aislamiento en cultivo exterior

Si los clones son cultivados en exterior al aire libre se recomienda usar una parte del jardín como espacio de almacenamiento en cuarentena. Una vez más, este espacio debe estar lo más lejos posible del espacio definitivo donde harán el crecimiento y la floración. Si las circunstancias lo permiten, la mejor época del año para incorporar nuevos clones es a finales de la primavera, para así favorecer un mes de crecimiento vegetativo vigoroso y saludable. De todos modos, siempre se recomienda un tratamiento exhaustivo con un insecticida orgánico como el aceite de neem antes de trasladar los clones a su nuevo espacio de cultivo definitivo.

Clones en exterior recién llegados a la zona de cuarentena del cultivo
Clones en exterior recién llegados a la zona de cuarentena del cultivo

Cómo adecuar una buena zona de cuarentena:

  • Inspeccionar detenidamente los clones para identificar posibles plagas, con la ayuda de un microscopio o una lupa.
  • Regar los clones con agua abundante a su llegada para dejarlos limpios de huevos y parásitos.
  • Tratamiento de prevención al ingresar en la zona de cuarentena: clon de inmersión en solución de aceite de neem o azufre fungicida acaricida. Podemos escoger el producto que más convenga pero en ningún caso se recomienda usar ambos a la vez; debe dejarse un tiempo al menos 2 semanas entre aplicaciones de aceite y azufre, de lo contrario, se podría dañar seriamente el follaje.
  • Trampas atrapa insectos en el área de cuarentena: Las cintas atrapa-insectos amarillas para prevención y reducción de plagas por insectos voladores, como trips y mosca blanca. Por otro lado también existen las trampas atrapa-insectos azules adhesivas.
  • Es indispensable lavar a fondo todos los recipientes y el equipo.
  • Cambiarse de ropa y ducharse antes de visitar otro cultivo o recolectar nuevos clones.

Calcular los ciclos de vida de las plagas

Si nuestro objetivo es luchar de forma efectiva contra cualquier plaga que puedan portar los nuevos clones, es esencial saber cuánto tiempo tardan los huevos en eclosionar y entender su ciclo de vida. Con este conocimiento, podremos reducir al mínimo el riesgo de infección, ya que tratando los clones a la llegada se eliminará cualquier posterior plaga adulta. Sin embargo, es posible que aún queden huevos en las hojas por lo que es necesario repetir este proceso para asegurarse de eliminar cualquier plaga recién nacida.

Los ácaros en una hoja en las etapas de adulto y huevo (Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation - CSIRO)
Los ácaros en una hoja en las etapas de adulto y huevo (Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation - CSIRO)

Estos plazos son solo como guía orientativa; ya que las tasas de reproducción dependen en gran medida de la temperatura ambiente, lo que significa que, como norma general, las plagas se reproducen considerablemente de forma más rápida en condiciones más cálidas.

  • Pulgón: se reproducen asexualmente una vez que alcanzan la madurez después de una semana más o menos. Los adultos viven unos 30 días y los huevos no suelen ser un problema para los cultivos in interior.
  • Mosca blanca: los huevos eclosionan aproximadamente en 7 días. Este insecto tarda un mes hasta llegar a su madurez y una vez son adultos viven de media unos 30 días más.
  • Trips: los huevos eclosionan en 3-7 días y crecen hasta la etapa adulta en 2-3 semanas.
  • Araña roja: a temperaturas de 15 a 21°C, los huevos eclosionan en 5-10 días y se desarrollan hasta la etapa adulta en 10 a 15 días. Una hembra pone entre 100-200 huevos durante su vida media de 3-4 semanas.
  • Cochinillas: los huevos eclosionan después de 6-14 días y las hembras ponen hasta 600 huevos durante 5-10 días antes de morir.

Plagas transmitidas por el suelo

Si bien es bastante fácil detectar plagas en las partes visibles de una planta, cualquier problema que afecte la zona de las raíces de la planta de marihuana puede ser mucho más difícil de localizar. Con el objetivo de evitar la introducción de plagas o patógenos transmitidos por el suelo a nuestro jardín, las plantas recién llegadas deben ser trasplantadas inmediatamente a un nuevo sustrato de cultivo, eliminando la mayor cantidad posible de sustrato del cultivo original y así minimizaremos cualquier riesgo de daños en las raíces.

Muchos problemas comunes de plagas transmitidas por el suelo pueden tratarse con un aceite de neem o un insecticida a base de piretrina. El aporte del sustrato con harina de neem y/o la tierra de diatomeas ayuda a controlar los insectos que habitan en el suelo. Los microbios beneficiosos como Beauveria Bassiana o los nematodos depredadores también pueden ser un tratamiento alternativo efectivo para estos problemas, en particular para los pulgones de la raíz. Hay otros insectos que dañan directamente las raíces y el suelo del cultivo como son los escarabajos y ácaros del suelo.

  • Moscas sciaridae: Pasan de huevos a adultos en 3-4 semanas. Los huevos eclosionan después de 48-72 horas, las larvas se alimentan durante 2-3 semanas antes de emerger como moscas adultas. El aporte de neem puede detener a los insectos que ponen huevos.
  • Áfidos de la raíz: Se reproducen asexualmente durante la temporada de crecimiento, lo que significa que los huevos rara vez están presentes en las raíces de plantas de Cannabis y esto hace que sea necesario hacerles el tratamiento periódicamente.

Una vez retirado el viejo medio de cultivo y antes de pasar la planta a su nuevo sustrato, es el momento perfecto para llevar a cabo un empapado preventivo de raíces, esto puede ser con jabón insecticida o aceite de neem para plagas de insectos, o con peróxido de hidrógeno que puede tratar con patógenos fúngicos como la pudrición de la raíz, así como mosquitos de hongos.

Los esquejes sin raíz son fáciles de transportar
Los esquejes sin raíz son fáciles de transportar

Se pueden evitar muchos problemas de plagas y enfermedades si se cuenta con esquejes sin raíz; elimina cualquier posibilidad de contraer plagas subterráneas o hongos patógenos. Si nosotros mismos enraizamos los clones, invertiremos un poco más de tiempo y esfuerzo pero al final dará sus frutos. Además, los clones o esquejes no enraizados son mucho más fáciles de transportar.

Patógenos fúngicos

  • Oidio: este patógeno fúngico se transmite fácilmente a través de clones de cannabis, aunque en su mayor parte es invisible hasta que las condiciones ideales se ven alteradas de alguna manera y desencadenan la formación de esporas. Los estudios han determinado que tiene un período de incubación o ventana de inoculación de 7 a 41 días, dependiendo de las condiciones ambientales. Las pruebas de ADN pueden detectarlo mucho antes de que sea visible, pero debido a su alto coste y una reducida disponibilidad no están al alcance del cultivador doméstico. El oidio (Powdery Mildew) se puede tratar con una luz UV-C, que mata al hongo. Una estrategia de cuarentena efectiva sería mantener a los clones sospechosos de tener moho en las condiciones más favorables para desencadenarlo, es decir, temperaturas entre 20-30ºC y una humedad relativa del 90-95%. De esta manera, cualquier clon ya infectado puede eliminarse fácilmente, evitando así que la infección se propague a todo el cultivo.

El oidio puede instalarse fácilmente en el cultivo y causar estragos
El oidio puede instalarse fácilmente en el cultivo y causar estragos

  • Botrytis o Moho Gris: es poco probable que este patógeno fúngico se encuentre en los clones o en el crecimiento vegetativo, generalmente solo afecta las plantas con flores. Este patógeno también puede ser transmitido a través de las manos o la ropa de cualquier persona que haya manipulado plantas infectadas. Con todo esto cabe recalcar que es de vital importancia lavarse las manos y cambiarse de ropa si hemos visitado otro cultivo.
  • Hongos Fusarium: se encuentra en el suelo o al nivel del suelo, este patógeno virulento puede tener efectos devastadores en un lote de clones si no se actúa en consecuencia y se controla, por ello, la limpieza es clave para evitar este tipo de ataque fúngico. Por otro lado, las aplicaciones regulares de microbios beneficiosos como Trichoderma harzianum también pueden ayudar a combatirlos y, como norma general, los esquejes sin raíz están libres de cualquier infección.

La cuarentena no es exclusiva para las plantas de Cannabis

Estas medidas de cuarentena no se deberían aplicar únicamente con los clones de cannabis, también con las nuevas plantas que añadimos a nuestro jardín. Hablamos de plantas decorativas o aromáticas, flores, vegetales y hortalizas... más de un cultivador ha perdido toda su cosecha debido a una infección de ácaros que llegó del huerto que tenía al lado.

Los humanos también podemos transmitir patógenos

Desafortunadamente, no solo deben examinarse las plantas antes de dejarlas entrar a nuestro jardín. El mismo principio debe aplicarse a nuestras amistades cuando vienen a visitar el cultivo, pero no nos asustemos, no sugerimos mantenerlas aisladas durante 40 días. En estos casos es importante valorar el riesgo que corremos si otras personas entran en contacto con nuestras plantas. Incluso sin saberlo, aquellos colegas que nos ayudan en la evolución del cultivo, pueden introducir involuntariamente invitados no deseados en nuestro jardín.

¡Medidas extremas para circunstancias extremas!
¡Medidas extremas para circunstancias extremas!

Esto se debe a que en la ropa, calzado, cabello y la piel... podemos transportar las plagas de insectos y sus huevos de un jardín a otro con la misma facilidad que las plantas, no solo plagas sino también bacterias, virus y esporas de hongos. Por lo tanto, la mejor opción para evitarlo es no recibir visitas en el espacio de cultivo, excepto las absolutamente esenciales. Puede parecer una medida exagerada, pero si los últimos meses nos han enseñado algo, es lo rápido que una infección puede propagarse cuando no se controla y pasa desapercibida.

No siempre es fácil cambiar los hábitos, pero es importante tener bien presentes todos estos detalles y no ir directamente desde la zona de cuarentena al espacio principal de cultivo, sin antes cambiarnos de ropa y sin habernos lavado bien las manos. ¡También nosotros podríamos infectar nuestro propio cultivo!

Esperamos que la información de este artículo os ayude para mantener cada espacio de cultivo en un ambiente lo más saludable posible.

¡Buenos y Sanos cultivos!

Comentarios en “Plantas en cuarentena: ¡el aislamiento es prevención!” (0)

Quieres dar tu opinión sobre "Plantas en cuarentena: ¡el aislamiento es prevención!" o preguntar sobre ese post?

Ojo, se publica!

Asegúrate de que es un email válido. No se publica

ATENCIÓN - Dudas de envíos y pagos

Las dudas relativas a los envíos y pagos las podéis consultar en los apartados de gastos de envío y Sistemas de pago

error_outline Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos de interés.
Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

keyboard_arrow_up