Cannabis fermentado en mazorcas al estilo africano

La conocida como ‘mazorca de Malawi’ es un antiguo método de transporte y curado de cannabis que ha sido utilizado por los habitantes de esta parte de África durante siglos. Sin embargo, actualmente, es muy difícil encontrar la hierba fermentada de esta manera o una mazorca genuina curada tradicionalmente. La fama de las mazorcas de la variedad de cannabis Malawi Gold ha llevado precisamente a su desaparición, pues la gran demanda de esta legendaria cepa ha dado como resultado un mercado donde se puede vender fácilmente cualquier calidad de esta hierba.

Así, los métodos de curado tradicionales ya no son necesarios y están casi olvidados, pues cualquier producto que tenga el sello ‘Malawi Gold’ se puede vender, ya que los compradores de toda la región hacen cola antes de que los cogollos hayan siquiera madurado. La calidad general de la hierba ahora está llena de semilla y sin curar, para la venta a los turistas que buscan hacerse con este tipo de marihuana.

Una práctica tradicional basada en la fermentación

Muchos años antes, cuando no había bolsas de plástico ni techos de hojalata, ocuparse de la cosecha, secarla y mantenerla libre de moho era un gran problema. Por lo tanto, las tribus africanas probaron muchas formas diferentes de preservación utilizando materiales naturales y comunes en el entorno tropical, para garantizar que sus cogollos se almacenaran bien y siguieran siendo buenos para fumar despues de mucho tiempo.

En su búsqueda de la conservación perfecta, los agricultores descubrieron métodos que realmente mejorarían el producto. Estos descubrimientos se desarrollaron cuidadosamente a lo largo de los años, ya que las tribus africanas realmente hicieron todo lo posible para asegurarse de que estuvieran felizmente colocados y pudieran continuar fumando hierba durante el tiempo que quisieran, evitando problemas respiratorios y de tos, pues este método tradicional de curado aseguraba un humo más suave y dulce, además de una mayor potencia y un perfil terpénico más rico. De hecho, una inspección microscópica de este cannabis fermentado muestra que todos los tricomas se han derretido y toda la clorofila y los ácidos orgánicos se han convertido en azúcares por el efecto de esta fermentación.

Cáñamo para fumar “diamba”, envuelto en hojas de platanera. Angola, África, 25 de julio de 1890. Las palabras para la marihuana en Brasil incluyen maconha (de origen angoleño), liama y diamba, muy similares lingüísticamente a su origen africano
Cáñamo para fumar “diamba”, envuelto en hojas de platanera (Angola, África, 25 de julio de 1890). Las palabras para la marihuana en Brasil incluyen maconha (de origen angoleño), liama y diamba, muy similares lingüísticamente a su origen africano

El cannabis fermentado ofrece una experiencia superior en términos de sabor y placer de fumar. De hecho, este concepto ha ganado mucho en popularidad recientemente entre los entendidos de la marihuana. El cannabis convencional se seca rápidamente y pierde gran parte de su aroma y contenido de THC debido a la exposición a la luz y a condiciones de humedad inestables. El proceso de fermentación contrarresta esto. La clorofila de la planta se descompone, lo que permite que los terpenos desarrollen todo su potencial de sabor. El resultado: un cannabis refinado que crea una experiencia de placer completamente nueva con un aroma con cuerpo y un humo suave y aterciopelado.

El procedimiento para elaborar las mazorcas de cannabis

Las plantas de cannabis solían cultivarse hasta que estaban completamente maduras, momento en que se cortan por el tallo y se cuelgan en un cobertizo con techo de paja o, si no hay cobertizo, se apilan en una estera junto al campo, con un trozo de tela encima cuando el sol está en su punto más alto. En algunas áreas tropicales africanas, donde se dejaba que las plantas siguieran creciendo cada año y se convertían en árboles, solo se arrancaban los brotes de las ramas. Estos bosques perennes fueron talados en la década de 1990 por las autoridades bajo la presión internacional.

Para garantizar un humo suave, los cogollos después de la cosecha se dejan afuera por la noche para recolectar el rocío, al menos dos veces para obtener el mejor resultado. Los cogollos frescos sin semillas se eligen y enrollan en secciones de hojas de plataneras cuidadosamente seleccionadas y cortadas a medida. Luego se atan los cogollos formando una mazorca que debía estar muy apretada, cuanto más apretado, mejor. Un extremo de la mazorca se ata a un árbol o al poste central de la choza y se usa toda la fuerza y ​​el peso del cuerpo para envolverla lo más apretada posible. Algunos usaban un mortero para machacar los cogollos en la mazorca mientras se empaquetan tanto como sea posible.

Aspecto del cannabis fermentado en mazorcas al estilo africano
Aspecto del cannabis fermentado en mazorcas al estilo africano

Una vez que había unos cientos de mazorcas envueltas, se colocaban al sol durante uno o dos días y se giraban para que las hojas de unión comiencen a secarse y apretarse aún más. Luego, las mazorcas se colocaban debajo de los establos de las cabras en un suelo doble: los pisos eran de bambú o de listones de madera. Las cabras de arriba orinan y defecan y esto llena los espacios entre las mazorcas en el piso de abajo. La temperatura en la caca de cabra sube y se mantiene alrededor de los 80°C y más. La corteza de las hojas de plataneras no está completamente sellada, por lo que permite que la humedad se filtre por ósmosis, emitiendo sustancias químicas de maduración a medida que fermenta y la corteza de unión continúa apretándose.

Las mazorcas se retiraban después de al menos 40 días, pero la mayoría se dejaban hasta la próxima cosecha, cuando se requería espacio para recargar con mazorcas recién envueltas. Solo la hierba completamente fermentada y curada de la penúltima cosecha estaba lista para el consumo. Hoy en día, las cabras ya no se mantienen en cobertizos, ya que no hay depredadores de ganado, por lo que la forma tradicional de hacer mazorcas de cannabis es difícil de encontrar.

Otros métodos de curado  de marihuana igual de originales

Otro método consistía en enterrar las mazorcas en los desechos que quedaba al elaborar cerveza de maíz local. Esto también fermentaría y no solo le daría a la hierba un sabor especial, sino también un color dorado. Cuanto más tiempo se dejaba, más oscuro era el color y más duro y resinoso el producto final.

A veces, los cogollos se curaban antes con humo durante un par de días para ayudar a evitar que cualquier hongo o bacteria no deseada estropeara la fermentación una vez realizada la mazorca. Después del curado, las mazorcas a veces también se curaban con humo antes del almacenamiento y para garantizar que fueran resistentes a los insectos y la putrefacción.

En áreas secas donde no había plataneras, las tribus a veces usaban las hojas que cubren las propias mazorcas de maíz y hacían paquetes más pequeños. Estas mazorcas son inferiores en calidad a las de hojas de platanera, pero a veces hacen que el cogollo se vuelva de color rojizo. Otros métodos incluyen comprimir firmemente y empaquetar los cogollos en las secciones huecas de ciertas cañas. Las cañas se taponaban y se dejaban fermentar en un lugar adecuado, donde la temperatura se mantenga estable y preferentemente templada.

En muchos foros cannábicos de internet se pueden encontrar distintos métodos modernos para hacer mazorcas usando envasadoras de vacío y otros instrumentos como yogurteras
En muchos foros cannábicos de internet se pueden encontrar distintos métodos modernos para hacer mazorcas usando envasadoras de vacío y otros instrumentos como yogurteras

Otro método era cavar un hoyo y echar una capa de ceniza, luego una capa de estiercol de cabra, luego una capa de mazorcas, luego estiercol de cabra otra vez, luego ceniza y luego cubrir el montículo y compactarlo con tierra arcillosa. Se enterraba un palo en posición vertical en el centro y se dejaba que sobresalga para poder quitarlo y usarlo como indicador para verificar la temperatura. Cuando el palo estaba a la misma temperatura en toda su longitud, el proceso terminaba y las mazorcas ya estaban listas.

Las mejores mazorcas se almacenaban tradicionalmente después del curado en la paja del techo de la choza. El producto resultante siempre era tan duro que se necesitaba un cuchillo o una sierra para metales y dedos duros para aplastarlo y poder fumarlo. Los colores y la pegajosidad variaban desde el famoso dorado hasta el súper potente negro, el rojo, el púrpura y el verde o marrón. Se sabía que cada uno tenía ciertas cualidades y se usaba por razones específicas. El alquitranado y pegajoso negro era famoso por ser mucho más fuerte. La resina empaparía el porro después de unas cuentas caladas y los labios quedarían negros.

Usos tradicionales de las mazorcas de cannabis

En África, se realizaban muchas ceremonias tradicionales relacionadas con el cannabis. Entre otras cosas, los jefes de la tribu fumaban este cannabis fermentado antes de ir a los consejos tribales para asegurarse de que estaban en el espacio mental adecuado para tomar la decisión más justa. Algunos curanderos y hechiceros fumaban la hierba más potente, la liaban en un porro con una hoja de mazorca de maíz o un bong de calabaza y luego iban a cazar brujas o personas malas/poseídas en el pueblo. Los culpables no podrían ignorar el hedor a cannabis y en el momento en que dieran alguna señal de que les estaba molestando, serían identificados. Otros hechiceros colocaban el cogollo más potente en medio de un cuenco con otros artículos en el centro de un claro en el monte y esto protegería el área.

'Indigenes fumant le Liamba' (indígenas fumando cannabis) Tarjeta postal del Congo, África, anterior a 1919
'Indigenes fumant le Liamba' (indígenas fumando cannabis). Tarjeta postal del Congo, África, anterior a 1919

El oro de Malawi no viene en lingotes, sino en mazorcas

Como hemos comentado, el curado y fermentado del cannabis en mazorcas era una práctica habitual con la variedad Malawi Gold, una sativa pura que crece de forma natural en el país africano de Malawi. Es una de las variedades sativas más altamente psicoactivas de África, con plantas que tardan mucho en madurar, pero que ofrecen un producto final que hace que la espera valga la pena. La cepa ha provocado un aumento del turismo en Malawi y otros países africanos que tienen acceso esta variedad landrace, siendo una de las tres principales exportaciones del país a pesar de que es ilegal. De hecho, las naciones vecinas como Zimbabue, Mozambique y Zambia dependen de Malawi para el cannabis importado, ya que su producción nacional no satisface la demanda local.

Características de la marihuana Indica, Sativa o Híbridos

Son muchas las ocasiones que nos preguntan que tipo de planta les puede favorecer más según necesidades de los clientes y usuarios de cannabis medicinal, así como recreativo, en este post nos centramos en los efectos, sabores, características de las plantas indicas, sativas e híbridos de cannabis para que cada usuario tenga una pequeña idea del tipo de planta que va a cultivar y bajo que circumstancias.

Se trata de una variedad autóctona, lo que significa que ha sido endogámica por completo, lo que hace que sus características sean más consistentes. Se dice que Malawi Gold huele a frutas y a una especia fuerte. En cuanto al sabor, es descrita como dulce, con un toque de piña. Los cogollos son largos, densos y muy resinosos para ser cultivados al aire libre con recursos mínimos.

Esta cepa legendaria (que localmente se denomina ‘chamba’) crece naturalmente en las regiones central y norte de Malawi. El área conocida por el mejor ‘oro de Malawi’ es el distrito de Nkhotakota. Al parecer, a orillas del río Lupache, es fácil obtener la planta psicoactiva, que se vende en unidades con forma, precisamente, de mazorcas. Una mazorca es marihuana muy apretada en hojas de platanera, aunque la hierba no está curada ni fermentada al estilo tradicional: simplemente es el embalaje de transporte y presentación para la venta de las distintas dosis.

Formato de presentación de mazorcas de cannabis africanas (sin fermentar) para su venta al público
Formato de presentación de mazorcas de cannabis africanas (sin fermentar) para su venta al público

El cannabis ha sido ilegal en Malawi durante mucho tiempo. A pesar de esto, se ha fumado abiertamente y sin vigilancia debido a la estrecha conexión cultural que la gente tiene con la planta. Sudáfrica ya tiene una popular cepa local propia, Durban Poison. Aun así, los fumadores sudafricanos tienen debilidad por el sabor dulce y potente de la Malawi Gold. De hecho, la variedad está a la venta en Sudáfrica y atrae a más turismo de marihuana a la zona. Países africanos como Kenia y Tanzania también están viendo un aumento en el turismo de marihuana debido a su acceso a la Malawi Gold.

El parlamento de Malawi aprobó en 2020 un proyecto de ley que despenaliza el cultivo de cannabis con fines medicinales y que legalizaba completamente el cultivo de cáñamo industrial. Esta decisión se basó en gran medida en el impacto positivo que probablemente tenga el cannabis en la economía, pero la marihuana recreativa aún está prohibida.

La nación africana ha visto durante las últimas décadas cómo su principal industria, la tabaquera, está cayendo año tras año, afectando a su economía. Para contrarrestar la tendencia bajista de la planta del tabaco, además de por cuestiones éticas y de salud, los legisladores lanzaron este proyecto de ley para legalizar la marihuana medicinal y los productos de cáñamo de la misma manera que se está haciendo en Lesoto, Sudáfrica y Zimbabue.

Con suerte, y con el tiempo, es muy posible que la Malawi Gold se vuelve completamente legal, por lo que será más fácil para los entendidos del cannabis de fuera del país obtener algo de esta dulce sativa. Mientras tanto, puedes encontrar semillas de Malawi Gold en nuestra web, para probar todas sus sorprendentes características sin moverte del sillón.


Los artículos publicados por Alchimiaweb, S.L. están reservados a clientes adultos. Recordamos a nuestros clientes que las semillas de cannabis no figuran en el catálogo de la Comunidad Europea. Son productos destinados a la conservación genética y al coleccionismo, en ningún caso al cultivo. Está estrictamente prohibido germinarlas en algunos países, a excepción de las autorizadas por la Unión Europea. Recomendamos a nuestros clientes no violar la ley de manera alguna y no nos hacemos responsables de su uso.

Comentarios en “Cannabis fermentado en mazorcas al estilo africano” (1)

avatar

Denis És cliente de Alchimia 27-09-2022
Un articulo muy interresante... conoci un Africano que provenia de la Costa de Marfil que jecia que se debia enterrar la cosecha, cosa que me espantaba un tanto porque tambien decia que se debia rociar los cogollos con...alcohol y envolverlos en papel fuerte dejandolos enterrados unas 2 o 3 semanas. El resultado era infumable. Me parece que el Africano se habia equivocado un tanto, o que lo habian equivocado, ya que no era campesino y tenia muy poca conexion con el cultivo. Sin embargo ahora entiendo mejor la provenencia de las informaciones después deformadas...

Alchimia Staff

Ruben Alchimia 29-09-2022

Hola Denis, 

Gracias por explicarnos tu experiencia, es una creencia que incluso en España hemos escuchado hablar de ella.

un saludo 

Dudas de envíos y pagos

Las dudas relativas a los envíos y pagos las podéis consultar en los apartados de gastos de envío y Sistemas de pago

Quieres dar tu opinión sobre "Cannabis fermentado en mazorcas al estilo africano" o preguntar sobre ese post?

Ojo, se publica!

Asegúrate de que es un email válido. No se publica

Sobre este Blog cannábico

El presente blog es el blog oficial del Grow Shop Alchimia. Este blog está dirigido exclusivamente a mayores de 18 años.

Para comprar material para el autocultivo de cannabis puedes consultar nuestra catálogo de semillas de marihuana, grow shop y parafernalia


Suscríbete al blog

¿Quieres recibir todas las novedades, noticias y curiosidades sobre el mundo del cultivo?

keyboard_arrow_up